Dos madres pagarán por difundir bulos por WhatsApp en Gandia.Y ¿ahora que?

Dos madres pagarán por difundir bulos por WhatsApp en Gandia.Y ¿ahora que?

Por
10165

El juzgado de Instrucción número 3 de Gandia ha abierto diligencias para esclarecer la actuación de dos madres que mandaron un bulo y la fotografía de un hombre al que acusaban de pederasta a las puertas de un colegio de la ciudad.

La pasada semana un bulo sobre un pederasta corría por los WhatsApp de muchos padres y madres de un colegio de Gandia. Ahora, las mamás que lo hicieron, están pendientes de la resolución del juez para saber si se enfrentan a varios delitos. Así acaba la historia que hicieron correr como la pólvora y que ha causado grave daño a un hombre inocente y a su hijo. Un bulo del que la propia Policía Local de Gandia se hizo eco y advirtió del peligro que conlleva compartir este tipo de información no verídica.

Los hechos se iniciaron cuando la madre de un menor tomó la fotografía de un hombre y se la pasó a una segunda mujer donde le advertía adjuntando a la imagen que fuera con cuidado ante la presencia de este pedófilo en las inmediaciones del colegio.

El hombre, ajeno a todo ello, sí que se percató que una mujer le hacía una fotografía pero por la posición que tomaba la misma, el afectado lo atribuyó a un selfie que se estaba haciendo dicha mamá. Se destapó cuando el hijo del supuesto pederasta le pidió que no acudiera más al colegio a por él. Su padre le preguntó los motivos y éste le explicó lo que se estaba diciendo por las redes sociales. Alarmado, cursó denuncia por los hechos y sobre todo, al ver a su hijo que no quiso acudir al colegio durante casi una semana, por lo que el juez le podría incluir a las madres un delito de bullying o acoso escolar.

Tras la correspondiente denuncia se comenzó a tirar del hilo y muchas madres fueron citadas en la Comisaría al haber recibido, compartido o enviado dicho WhatsApp. Así mismo, fueron desgranando una a una las personas que lo recibieron hasta lograr dar los agentes con los dos últimos escalafones, es decir, la madre que hizo la foto y el comentario y la que lo recibió y de inmediato lo difundió. Por todo ello, la Policía les imputa un delito contra la intimidad y el honor.

Las dos mamá, tras declarar como imputadas, han quedado en libertad y la causa ha sido derivada al Juzgado Número 3 de Gandia cuyo magistrado será quien dirima si realmente  les acusa formalmente de un delito contra la intimidad y el honor y qué pena les puede corresponder por difundir bulos por internet así como valorar el daño causado a la persona afectada.




TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR