La Guardia Civil evita dos explosiones de productos pirotécnicos en Gandia

La Guardia Civil evita dos explosiones de productos pirotécnicos en Gandia

Por
4270

Los agentes adscritos al área de Intervención de Armas y Explosivos han visitado locales y han multado a uno por almacenar más cohetes y pólvora de la permitida por la ley y a otro por carecer de la correspondiente autorización gubernativa. Con estas actuaciones han evitado que pudiera pasar una desgracia y que nadie asumiera las responsabilidades.

Agentes de la Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil adscritos a la 5ª Compañía de la 601 Comandancia de la Guardia Civil, Acuartelamiento de Gandia, han procedido esta mañana a sancionar a dos locales de la capital de la Safor.

La Guardia Civil, como todos los años ha venido publicando Cope-Onda Naranja, realiza visitas tanto a los locales de expedición y venta de material pirotécnicos como a las tiendas abiertas al público que pudieran o no expedir cohetes tanto a menores de edad como a mayores. Así mismo, desde la Intervención de Armas y Explosivos velan por la seguridad en los disparos oficiales de las mascletaes tanto las de la Federación de Fallas y Ayuntamiento de Gandia como en el resto de espectáculos pirotécnicos con carga masiva de pólvora en las comisiones falleras. Es más, si el peso excede de lo estipulado, es la Delegación del Gobierno de España quien debe autorizar dicho disparo.

Así pues, los agentes del Cuartel de Gandia ha sancionado a dos locales por venta sin autorización o incumpliendo la normativa, de productos pirotécnicos. Uno de esos locales ha sido multado por exceso de almacenamiento, lo que ha evitado que, en caso de deflagración o accidente, hubiera provocado una catástrofe en las viviendas de alrededor. Otro local sancionado lo ha sido por carecer de la correspondiente autorización gubernativa.

Cabe recordar que este tipo de tiendas debe cumplir una normativa muy estricta, sobre todo, por el peligro que el almacenaje y la manipulación de la pólvora conlleva. Los productos químicos, la simpatía, la temperatura, los golpes o las vibraciones pueden alterar un producto que, en apariencia está seco y no tiene vida pero en realidad de mueve a velocidad increíble.

Con esta actuación los agentes de Armas y Explosivos de la Guardia Civil de Gandia han evitado una catástrofe. Durante los próximos días no será extraño verlos por las calles, plazas, fallas y locales de Gandia, controlando la expedición y almacenaje de productos pirotécnicos.

Pincha aquí para escuchar la noticia que hemos dado a las 13.30 horas en Mediodía en Cope