Detenida en Gandia por querer arrancarle los ojos a su hija de cuatro años

Detenida en Gandia por querer arrancarle los ojos a su hija de cuatro años

Por
29090

Agentes de la Policía Nacional adscritos a la Comisaría de Gandia han detenido a una madre por agredir a su hija de cuatro años, propinarle golpes en la cara, causarle hematomas e intentar arrancarle los ojos, además de querer abandonarla en un centro social. El juez la ha dejado libre por tener a su cargo un bebé en período de lactancia y ha dictado orden de alejamiento de la madre sobre la menor.

Sucedió este pasado miércoles. Agentes de la Policía Nacional adscritos a la Comisaría de Gandia han detenido a una madre por agredir a su hija de cuatro años, propinarle golpes en la cara, causarle hematomas e intentar arrancarle los ojos, además de querer abandonarla en un centro social. El juez la ha dejado libre por tener a su cargo un bebé en período de lactancia y ha dictado orden de alejamiento de la madre sobre la menor.

La investigación se inició el miércoles cuando desde un centro social de la capital de la Safor, que Cope-Onda Naranja preserva para no identificar a la víctima, se alertó por parte de la trabajadora social de la existencia de una niña de 4 años que podría estar siendo objeto de maltrato por parte de su madre.

Los policías indagaron y esa misma mañana de los hechos, la madre gritó, insultó y agredió a su hija de cuatro años. La menor, entre sollozos y con la cara como un mapa, señaló a los agentes que su madre había intentado arrancarle los ojos. De hecho, fue detenida ante los signos visible de heridas erosivas y marcas en la cara.


La madre había abandonado su casa, en un distrito de Gandia, y horas más tarde se presentó en el centro social donde había dejado a la de cuatro años tras manifestar que no podía hacerse cargo de la misma. La Policía informó de inmediato a la Fiscalía de Menores que ordenó el traslado de la pequeña a un centro de acogida.

Los investigadores de la Comisaría de Gandia localizaron en un municipio de la Safor a la madre que fue detenida como autora de un delito de malos tratos en el ámbito familiar.


La detenida, tras prestar declaración el jueves en el Juzgado de Instrucción Nº 2 de Gandia, quedó en libertad al tener a su cargo un bebé en período de lactancia. El juez le impuso la obligación de comparecer ante él cuando sea requerida la madre y dictó orden de alejamiento de ésta para con su hija de cuatro años.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR