Detenido tras robar en un comercio en Gandia por deudas de juego con rusos

Detenido tras robar en un comercio en Gandia por deudas de juego con rusos

Por
1156

Se hizo con la caja registradora de una frutería de la avenida del Grau y dejó un reguero de monedas hasta su casa. La Policía le llamó a la puerta y reconoció los hechos tal vez porque prefiera estar detenido que esperando a que se cobren una deuda por juego contraída con ciudadanos rusos. O eso al menos es lo que dijo tras el sorprendente arresto.

Agentes de la Policía Nacional adscritos a la Comisaría de Gandia y de la Policía Local han detenido a un joven de 27 años de edad, vecino de la capital de la Safor como autor de un robo con fuerza en una frutería de la avenida del Grau de Gandia.

Los hechos ocurrieron la madrugada del viernes al sábado cuando una persona fracturó el cristal y perpetró un robo en un establecimiento de venta de frutas y se apoderó de la caja registradora huyendo hacia la calle Guardamar. Tras llegar varias patrullas policiales al lugar, unos custodiaron la tienda y entraron para ver si estaban los ladrones en el interior y otros se percataron de la existencia de monedas por el suelo.

Los agentes siguieron el rastro y les llevó hasta un portal cercano donde la luz de la escalera permanecía abierta  y se podía ver que las monedas seguían el curso hacia una vivienda. Los Policías llamaron al fonoporta hasta que un vecino les abrió y siguieron el rastro de las monedas hasta el sexto piso. Unos subieron a pie y otros por el ascensor y al llegar a la planta seis el reguero de monedas sale del ascensor hasta una vivienda.

Ante tales evidencias, los policías llaman a la puerta y abre una persona en estado de nerviosismo y con la respiración agitada, explicando a los agentes que estaba jugando al ordenador. Al explicarles el motivo de la presencia policial, les explica que de manera libre y espontánea que sí, que había perpetrado el robo con fuerza en la tienda de frutas y que la caja registradora la tiene en la habitación.

La persona permite a los agentes que accedan al interior de la vivienda para poderles entregar la caja. Junto a ella estaba la ropa que coincide con las características que dieron los vecinos que vieron el robo. Además había unos guantes y una barra de hierro. El detenido les explica que con los utensilios que ha utilizado para perpetrar el robo y los entrega de manera voluntaria a los agentes. La cantidad en metálico que se llevó, todo en monedas, fue de 10,53 euros.

Ante estas evidencias se le informó que quedaba detenido y fue trasladado a la Comisaría de la Policía Nacional, donde se le reseñó y fue puesto a disposición judicial. El detenido, ante su inusual actitud de confesar el robo, explicó a los agentes que tiene una gran deuda con el juego y que debe mucho dinero a unos rusos.

El joven de 27 años sorprendió a los agentes con su actuación reconociendo los hechos tal vez porque prefiera estar detenido que esperando a que se cobren una deuda por juego contraída con ciudadanos rusos. O eso al menos es lo que dijo tras el sorprendente arresto.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR