Diputación retira desprendimientos en la Carretera de Barx tras las lluvias

Diputación retira desprendimientos en la Carretera de Barx tras las lluvias

Por
188

Las actuaciones comenzaron ayer y los técnicos de la Diputació de València estudian cómo afrontar nuevos episodios para evitar el peligro que suponen estos desprendimientos. La gran cantidad de agua caída en la zona de La Caldereta y el devastador incendio del verano puede que hayan propiciado un mayor desgaste del suelo y un mayor arrastre de tierra y piedras.

Tal y como les informábamos nada más suceder los hechos la pasada semana, en el intenso episodio de lluvias en la Safor, se produjeron desprendimientos de tierra en la carretera CV-675, más conocida como la carretera de Gandia a Barx. Justo en una de las subidas, en las curvas cercanas al paraje de la Caldereta que, curiosamente, registró más de 400 litros de agua por metro cuadrado (ver noticia) es donde se produjeron estos desprendimientos y donde la Policía Local de Gandia lleva días advirtiendo del peligro que conlleva y la necesidad de aumentar la precaución a la hora de circular por este tramo de la citada vía.

Ayer técnicos de la Diputació de València acudieron al lugar para proceder a la limpieza del mallazo de algunas zonas así como a la retirada de la tierra y los desprendimientos que se habían producido sobre la calzada.



Además estudian alternativas para mejorar la seguridad vial de cara a posibles nuevos desprendimientos dado que, ya el verano pasado sucedieron episodios similares y máxime tras el incendio devastador del mes de agosto que, posiblemente, también haya contribuido a una desestabilización de la tierra en la zona y que, junto a la fuerza del torrente de agua y la gran cantidad acumulada en el suelo, haya propiciado estos nuevos desprendimientos.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR