La Divina Pastora, del S.XIX, utilizada como tabla de lavar vuelve a Potries

La Divina Pastora, del S.XIX, utilizada como tabla de lavar vuelve a Potries

Por
303

Es o ha sido ''el Ecce Homo de Potries''. La Universitat de València entrega al municipio la obra restaurada de la Divina Pastora, que data del siglo XIX, que ha sido restaurada en el laboratorio de Arte del departamento de Historia del Arte de la Facultad de Geografía e Historia de la Universitat de València, y que fue utilizada como tabla de lavar.

La Universitat de València ha entregado al municipio de Potries la obra restaurada de la Divina Pastora, cuyo trabajo ha sido realizado, bajo encargo, por la profesora María Gómez. Cabe recordar que la rectora de la Universitat de València, la olivense Mavi Mestre, remitió una carta para que la doctora colaborara en la restauración de la catedral de Notre Dame de París, ya que la tesis de María Gómez Rodrigo se centró en la investigación y restauración del retablo gótico quemado en 1936 de la Catedral de València.

Tanto el Decano de la Facultad de Geografía e Historia, Josep Montesinos como María Gómez, estuvieron en la Fonda d'Entitats, realizaron una conferencia sobre la restauración e historia de la pieza explicando los procesos realizados para la recuperación de la misma, y posteriormente hacían entrega a las autoridades de Potries de la nueva imagen restaurada del retablo de la Divina Pastora.





La Divina Pastora de Potries es una imagen de devoción que se encontraba muy deteriorada y con una repintada grotesca, ya que había sido escondida durante la Guerra Civil y ocasionalmente, por desconocimiento del valor de la misma, utilizada como tabla de lavar la ropa, según comentarios de las vecinas del lugar.

Una versión que coincide con los daños que se observaron en la misma, ya que la policromía era casi inexistente, presentando, además, un repinte burdo, resultado de una intervención catastrófica, borrosa e irreconocible a tal extremo que podía llamársela el ''Ecce-Homo de Potries''. Como curiosidad han comentado los restauradores que en el laboratorio los alumnos la bautizaron como ''el patito feo'' debido al estado y la intervención con la pintura que alguien hizo en la figura. La Universitat ha recuperado la obra en todo su esplendor y con ello el Patrimonio Artístico Religioso de Potries y la Safor recuperan una pieza de gran interés y afecto para los habitantes de la zona.



La restauración ha sido una consolidación de la pintura, limpieza de las partes de barro y suciedad, y la reintegración cromática de la Divina Pastora. Desde la UV se la explicado que ''este trabajo entra dentro de la enseñanza y servicio a la sociedad desde el laboratorio''.