Els Verds Gandia denuncia el negocio de la Zona Azul y la ausencia de bonos

Els Verds Gandia denuncia el negocio de la Zona Azul y la ausencia de bonos

Por
333

''Y te dicen de Gandia funciona o Gandia brilla''. Una empresa privada está para ganar dinero y no para prestar servicios públicos al ayuntamiento. Por eso la tarjeta de residentes de la zona azul así como la ampliación a calles sin movilidad o el mantenimiento en Roís de Corella han sido obviados por el gobierno de PSOE y Més Gandia que han permitido no revisar la tasa de la ORA, vigente desde 2007 y sí ampliar la subida del precio en marzo de 2018.

''Y te dicen de Gandia funciona o Gandia brilla''. El candidato a la alcaldía de Gandia de Els Verds, Joan Francesc Peris García, ha insistido en la necesidad legal que existía de ''modificar la tasa reguladora de la Zona Azul (ORA) en marzo de 2018 y no se hizo, ni se ha hecho todavía a horas de hoy''.


?Els Verds estamos convencidos que el cobro de un precio a la ciudadanía por el estacionamiento de un vehículo en determinadas zonas de la vía pública estaba definido como tasa municipal por la legislación de Haciendas Locales y requería, entonces y ahora, la modificación de la tasa municipal que estuvo aprobada en 2007'' ha explicado Peris.

Para el alcaldable ecologista ''es evidente que una empresa particular que presta un servicio municipal tiene que cobrarlo pero el Ayuntamiento no puede sustraerse a los mecanismos legales que regulan los cobros a la ciudadanía. No basta que el gobierno municipal acuerde unos nuevos precios y la ampliación en muchas plazas de la Zona Azul con la empresa que presta el servicio, sino que tiene que hacerlo siguiendo los pasos que dice la legislación al efecto. Tendría que haber modificado la anterior ordenanza de 2007 y, en ese marco, si hubiera tenido voluntad política de hacerlo, introducir las bonificaciones anunciadas a residentes y hasta hoy no realizadas'' ha explicado Joan Francesc Peris.

Desde Els Verds se ha recordado que ''una tasa es un mecanismo de cobro municipal para recuperar el coste de la prestación de un servicio público a los particulares que lo reciben, en este caso, el estacionamiento en determinadas zonas de la vía pública, y en ningún caso puede convertirse en un sistema impositivo y mucho menos tendría que convertirse en un negocio''.

Joan Francesc Peris es consciente que ''muchas de las calles que se han pintado de azul desde el 1 de marzo de 2018 no tienen una movilidad que justifique su inclusión en la Zona Azul y todos los residentes en los perímetros de la totalidad de la Zona Azul de Gandia todavía esperan el bono de residentes que estuvo prometido por el gobierno municipal PSOE-Més Gandia entonces y, también, hay calles como las de las cercanías del antiguo hospital que, una vez cerrado, no tendrían que tener todavía la Zona Azul''.

Desde la formación que lidera Joan Francesc Peris y en la que le acompañan vecinos de todos los ámbitos de la ciudad, se tienen claro que 'la revisión de la Zona Azul de Gandia en su totalidad, de su precio y el tratamiento diferenciado de los residentes será unos de los puntos básicos para Els Verds a partir del 26 de mayo y uno de los imprescindibles para cualquier tipo de acuerdo para la gobernabilidad de Gandia, pues en la gestión municipal no se trata de siglas sino de gestión al servicio de la ciudadanía'' ha concluido Joan.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR