El bebé de la mujer que no sabía que estaba embarazada pesó poco más de 1 kg

El bebé de la mujer que no sabía que estaba embarazada pesó poco más de 1 kg

Por
1952

Poco a poco van trascendiendo más datos sobre el nacimiento del bebé de una mujer que dijo no saber que estaba embarazada. Ahora se ha sabido que sí estuvo en un pub pero que el bebé lo tuvo en su casa tras encontrarse mal, no saber que estaba embarazada y, por tanto, no requerir los servicios sanitarios necesarios.

Poco a poco van trascendiendo más datos sobre el nacimiento del bebé de una mujer que dijo no saber que estaba embarazada. Ahora se ha sabido que sí estuvo en un pub pero que el bebé lo tuvo en su casa tras encontrarse mal, no saber que estaba embarazada y, por tanto, no requerir los servicios sanitarios necesarios.

Fue un hombre, amigo de la mujer, quien alertó al Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat Valenciana que su amiga había dado a luz en casa y que ''el bebé se está asfixiando''. Ante esta situación, rápidamente varios efectivos de la Policía Local y Nacional así como una unidad del Servicio de Atención Médico Urgente (SAMU) fue movilizada al domicilio desde donde se había recibido la llamada. No se descarta que, por los nervios, el comunicante alertara que el bebé se estaba asfixiando ante lo inesperado de la situación y verse desbordado al no saber cómo actuar.

Cuando los agentes llegaron la mujer estaba tumbada en el sofá del salón de su casa, con un neonato prematuro sobre su pecho y presentaba todavía el cordón umbilical unido a la placenta.

Junto a la mujer, estaba el hombre que había realizado la llamada de emergencia quien manifestó a los agentes actuantes que ''ni soy el padre del niño ni pareja de ella, solo somos amigos'' y que su presencia en la vivienda respondía a que la mujer, que se sentía mal, le había llamado.

El hombre explicó a los agentes que, al ver que su malestar no cesaba insistió en llevarla al hospital pero ella se negaba.

Y que en uno de esos momentos, tuvo un parto espontáneo y muy rápido, desconociendo la mujer que estaba en estado de gestación ya que, pesa muy poco y tiene unas reglas muy irregulares.

Los sanitarios atendieron al bebé que pesó entre 1 y 1,5 kilos, y afortunadamente respiró en todo momento. Tanto la madre como el neonato tras ser asistidos y, una vez estabilizados, fueron trasladados al hospital comarcal Francesc de Borja.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR