Las cámaras de un restaurante en la playa de Gandia delatan a dos ladrones

Las cámaras de un restaurante en la playa de Gandia delatan a dos ladrones

Por
572

Aprovecharon que la mujer había dejado el bolso en el respaldo de la silla y se apoderaron de lo que contenía en su interior, dinero y objetos, sin atender que estaban siendo filmados en el local de primera línea de la playa de Gandia. Ahora la Audiencia confirma la sentencia por delito leve de hurto a la que fueron condenados los implicados.

Retratados. Así quedaron los dos delincuentes que, aprovechando un descuido se apoderaron del bolso de una mujer que había acudido a un restaurante de la playa de Gandia a celebrar el Día del Padre con su familia. El local, en la primera línea de la playa gandiense, dispone de cámaras de vigilancia por lo que les ha salido caro, no por la pena sino por los antecedentes penales, el aprovechar un descuido para birlarle el bolso a la clienta del establecimiento.

Los detenidos y ahora condenados, aprovecharon el 19 de marzo de 2018 que la mujer tenía el bolso en el respaldo de la silla y, en un descuido, pasaron por el lado de la misma llevándose el bolso. Ya fuera del local, los ladrones vaciaron el bolso y se apoderaron de su contenido,  además de la cartera con documentación y unas llaves.


El juzgado de Instrucción nº 2 de Gandia, por turno de reparto, le tocó enjuiciar este caso y en la vista oral tras las pruebas aportadas decidió condenar a ambos ladrones como autores de un delito leve de hurto. Debían de indemnizar a la víctima con 363 euros, más 51 por los gastos, y pagar las costas judiciales.


No estaban conforme con el veredicto de culpabilidad y recurrieron la sentencia gandiense ante la Audiencia de València donde la magistrada de la Sección Quinta ha confirmado todos y cada uno de los extremos del fallo judicial en instrucción. Según el abogado de los ahora condenados, no fueron ellos los autores del hurto y no consideraba fiable la identificación de los ladrones a través de la filmación aportada por lo que pedía que quedaran en libertad con todos los pronunciamientos favorables.

La magistrada de València ha confirmado todos los extremos de la primera sentencia y además añade que la filmación de las cámaras de seguridad del restaurante fueron determinantes para ver el momento en el que los ladrones aprovechan para hurtar el bolso así como sus caras.  


El tribunal le ha dejado claro que la prueba practicada en el juicio así como las imágenes obtenidas sin violar los derechos fundamentales y libertades públicas son válidas y que además proporcionan la inmediación tras los hechos ocurridos, en este caso, el hurto al descuido del bolso.

Además, uno de los dos detenidos, en su declaración no auto exculpatoria él mismo se incrimina, por lo que ahora la Audiencia de València ha confirmado todos los extremos de la sentencia condenatoria dictada por el Juzgado de Instrucción Nº 2 de Gandia que había condenado a los autores del hurto al descuido a la pena de sesenta días de multa a razón de diez euros/día lo que supone 600 euros; que indemnice a la denunciante con 363 euros por los objetos robados y 51 euros por los daños causados de tener que renovar la documentación; y al pago de las costas procesales. Ahora sí, ya no cabe recurso alguno.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR