Llega a casa borracha y pega a su marido acabando los 2 detenidos en Gandia

Llega a casa borracha y pega a su marido acabando los 2 detenidos en Gandia

Por
8799

El marido, de 40 años, recibió asistencia médica tras recibir de su mujer un raquetazo en el labio, lanzarle objetos de la casa y arañarlo, mientras que la mujer, de 39 años, dijo que su pareja le golpeó en el costado y rechazó ir al médico.

Hasta tres patrullas policiales se movilizaron la madrugada del sábado en Gandia, una de la Policía Local y dos de la Policía Nacional, para atender una supuesta agresión machista. A la llegada de los agentes al lugar de la denuncia se percataron de la existencia de un portal de un edificio que estaba abierto a las tres de la madrugada. Al no encontrar a nadie en la calle, en referencia a la llamada alertando de una agresión, accedieron al portal del citado edificio.

Los policías subieron hasta la primera planta donde, una vez allí, escucharon fuertes gritos en el interior de una vivienda entre un hombre y una mujer. Los agentes llamaron a la puerta de donde provenían los gritos y la abrió un hombre. A la pregunta de los policías si todo estaba bien, el hombre les dijo que no; que su mujer le había agredido. Paralelamente, la mujer dijo que era a ella a quien habían agredido.

Los policías optaron por separar a la pareja sentimental, que llevan siete años conviviendo, y así evitar males mayores entrevistándose por separado de forma reservada con ambos.

El marido, de 40 años de edad, explicó a los agentes que su mujer había llegado a casa a altas horas de la madrugada en evidente estado de embriaguez y, tras recriminarle el hecho, ésta se puso agresiva golpeándole con una raqueta en el labio superior, así como lanzándole objetos que le impactaron en el cuerpo y provocándole también arañazos, los cuales fueron observados por los agentes actuantes. El hombre tuvo que ser asistido por el médico a consecuencia de los golpes y heridas.

La mujer, de 39 años, explicó por su parte que al llegar a casa fue recibida por su marido con gritos, procediendo en un momento dado a propinarle un codazo en uno de los costados del cual todavía se resentía pero que no quería recibir asistencia médica.

Los policías observaron que por el suelo de la vivienda había restos de varios objetos de la casa fracturados, por lo que procedieron a la detención de ambos y puesta a disposición judicial.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR