Aparecen palomas envenenadas en pleno centro histórico de Gandia

Aparecen palomas envenenadas en pleno centro histórico de Gandia

Por
526

Tres palomas muertas en los últimos días ha hecho saltar las alarmas entre los vecinos ante la posibilidad de que algún desalmado haya colocado veneno oculto para acabar con estos animales. La proximidad de zonas de juego infantiles y el acceso a sustancias tóxicas preocupa a algunos vecinos.

Durante los últimos días han sido varias las palomas fallecidas las que vecinos y trabajadores de la zona del centro histórico se han encontrado. La alarma ha saltado entre el vecindario al saberse que, en la última semana, al menos tres ejemplares de palomas muertas han sido encontradas en los alrededores de la plaza de Loreto, Major y Sant Pasqual. Los vecinos ya especulan que alguien ha colocado veneno en alguna zona donde van las palomas.

La colonia de palomas en la plaza del Rei Jaume I, conocida también como ''placeta del Segó'' o la ''plaza de los palomitos'' fue, hace años, un verdadero problema para los vecinos pero se consiguió controlar gracias a la esterilización de los animales así como el control de las colonias. Poco a poco, algunas de ellas ''emigraron'' hacia otras zonas como la plaza del Prado donde se ven algunos ejemplares, así como en la plaza Major, alrededores de la Colegiata o la misma plaza de Loreto o Escola Pia.

Ahora, con la aparición esta última semana de tres palomas muertas en la misma zona, la de Loreto, ha causado cierta preocupación ante la posibilidad de que alguna persona esté intoxicando o envenenando a estos animales o, en el peor de los casos, que hubiesen ingerido alguna sustancia tóxica. Una preocupación que se extiende, sobre todo en las zonas donde hay juegos infantiles y palomas, por si el veneno o la sustancia tóxica pudiera estar oculta y, en un descuido, poder acceder niños o animales de compañía como perros o gatos.

Uno de los vecinos ha explicado a Cope-Onda Naranja que las palomas ''se nota que algo les pasa porque se ocultan o refugian en los accesos a las viviendas, como portales, donde arrinconadas y sin inmutarse se quedan sin fuerzas y esperan la muerte. No es el primer caso que vemos esta semana''.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR