El Gobierno de Gandia actuará contra la piscina del edificio Perú-57

El Gobierno de Gandia actuará contra la piscina del edificio Perú-57

Por
9978

Polideportivo amenizado con música ambiental de guitarra entremezclado con chapuzones en una piscina en la azotea del polémico y mortal edificio okupado de la calle Perú, 57 junto al instituto Tirant Lo Blanc de Gandia. El Gobierno anuncia que ha presentado las demandas y que está en manos del Juez que ordene el desalojo del inmueble okupado que es de titularidad municipal.

Son años de perseverancia y aún así, cuando se va consiguiendo poco a poco algún avance, imágenes como la de una piscina en la azotea de un edificio de la administración y que ha sido okupado, echan por tierra todos los esfuerzos anímicos.

Es lo que ha ocurrido con la imagen que, una ''fósfora'' de Cope-Onda Naranja nos ha hecho llegar hoy a través de las redes sociales y a raíz de un problema vecinal que no tiene nada que ver pero que padecen otros vecinos, en este caso en la calle Sant Enric en el Raval de Gandia por culpa de una persona que tiene síndrome de Diógenes.

La imagen de polideportivo amenizado con música ambiental de guitarra entremezclado con chapuzones en una piscina desmontable es lo que se encuentran los vecinos del problemático edificio de la calle Perú, 57 junto al instituto Tirant Lo Blanc de Gandia.


Edificio que okupado fue escenario en octubre de 2017 de una pelea con armas blancas que se saldó con una persona asesinada, una herida de gravedad, otras cuatro leves, así como diez personas detenidas, tres mujeres y siete hombres.

Ahora, fuentes del Gobierno, sabedores de la existencia de esta piscina y como propietarios del edificio, el consistorio ha iniciado los trámites de apercibimiento a los okupas y las oportunas demandas para acabar con la situación.

Han sido años hasta conseguir desbloquear la maraña judicial que presentaba el edificio hasta que, por fin, tras años de pasos y trámites burocráticos consiguió la titularidad del inmueble. A partir de ese momento es cuando, formalmente el consistorio pudo comenzar a dar pasos para desalojarlo.

Desde el Gobierno han explicado a Cope-Onda Naranja que ''ahora está todo en manos del juzgado. Las demandas ya están presentadas y esperamos que se puedan resolver rápidamente'' para así acabar con la situación. Ahora solo falta que el Juez les ordene abandonar el edificio y que el consistorio pueda actuar libremente en un edificio que ya es municipal.



 



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR