Entraba en un bar cerrado a servirse copas en la playa de Gandia

Entraba en un bar cerrado a servirse copas en la playa de Gandia

Por
20995

Una joven de 25 años, ucraniana y de nacionalidad española, cuando acababa su jornada laboral en un bar cercano acudía a la competencia aprovechando que estaba la limpiadora para ponerse unas copas. Esta vez iba prácticamente desnuda de cintura para abajo y la ''fiesta'' acabó con su arresto.

La joven cuando finalizaba su trabajo en un bar de la competencia aprovechaba para entrar en un restaurante y servirse bebidas. Cuando llega la Policía, medio desnuda, agrede a varios agentes y acaba detenida.
Tiene 25 años. Solía acabar de trabajar en un bar y acudía al restaurante de al lado, entrar y servirse unas copas antes de marcharse a casa. Así lo hacía varias veces hasta que la Policía Local, alertada por la limpiadora del restaurante, la descubrió prácticamente desnuda de cintura para abajo y esta vez acabó detenida.

Ocurrió días pasados cuando sobre las 7.30 de la mañana la Policía Local de Gandia recibía la alerta de la existencia de una persona que, sin autorización, se hallaba en el interior de un restaurante del inicio del paseo Marítim Neptú. A la llegada de los agentes la visualizan dentro y, por si había más gente, solicitaron refuerzos ante la posibilidad de que emprendiera a huida.

Cuando los policías se dispusieron a entrar en el local, salió la joven y al preguntarle los agentes sobre qué hacía sin permiso en un restaurante que estaba cerrado al público. La respuesta fue ''hago lo que me da la gana. Me estoy tomando una copa'' y comenzó a proferir insultos a los agentes. Al pedirle la documentación, como solo vestía un body en la parte de arriba, ésta dijo a los policías que tenía sus pertenencias en otro bar, justo a pocos metros de donde se hallaba.

La joven, lejos de deponer su actitud comenzó a agredir a los agentes y al proceder a reducirla ejerció una resistencia activa y muy agresiva. Tras ponerle los grilletes para evitar que produzca más lesiones a los agentes o que ella misma se lesione, se le informó de los motivos de su detención y se revolvió contra los agentes volviendo a agredir a uno de ellos.

La denunciante, que realiza las tareas de limpieza del restaurante donde ocurrieron los hechos explicó a los agentes que no es la primera vez que la joven entra en el bar y se sirve copas cuando está cerrado. Además, explica, que ya había tenido problemas con los trabajadores del citado restaurante.

La detenida, aunque nacida en Ucrania es de nacionalidad española y residente en Gandia, amenazó de nuevo a los agentes con matarlos y rajarlos todo ello aderezado con insultos. La joven fue trasladada a Comisaría y puesta a disposición judicial.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR