Miles de toallitas del váter inundan la zona de Venècia en Gandia

Miles de toallitas del váter inundan la zona de Venècia en Gandia

Por
11847

Las calles de esta zona veraniega del distrito gandiense de Venècia se llenaron ayer de toallitas que taponaban los desagües del alcantarillado tanto en los laterales como en las trapas centrales en el momento de la fuerte tromba de agua. En la zona de Mar-2 el fuerte viento arrancó toldos de las viviendas.

Lo constató ayer el concejal de Servicios Básicos a la Ciudadanía, Miguel Ángel Picornell Canut, en su visita a la zona inundada. Miles de toallitas que acaban en el inodoro salieron ayer por los alcantarillados de la zona de Venècia justo cuando caía la fuerte tromba de agua que dejó en la capital de la Safor registros de 40 litros por metro cuadrado en tan solo 20 minutos que duró.


Fue a media mañana de ayer cuando saltaron las alarmas, ya no por la intensidad de la lluvia y la alerta de pre-emergencia sino por la cantidad de agua que se acumuló en las calles del distrito veraniego de Venècia a consecuencia del mal funcionamiento del alcantarillado que no daba abasto.




Los operarios pudieron constatar que estaban taponados desde los alcantarillados de las calles hasta las trapas centrales. Como quiera que el mar regolfaba durante la mañana de ayer ello se tradujo en un complicado desagüe y las toallitas que los taponaban salieron a la superficie.



La zona de Venècia que estaba inundada de agua, cuando se consiguió drenar el líquido elemento dejó a la vista imágenes insólitas de toallitas por las calles, en las trapas centrales y en las laterales del alcantarillado. Desde los estamentos públicos se ha insistido mucho en los últimos años en el peligro que supone tirar estas toallitas al inodoro dado que no son biodegradables y poco a poco se van acumulando hasta llegar a taponar los desagües y alcantarillados. Sin ir más lejos, hace meses, en València se retiraron toneladas de toallitas del subterráneo de la Capital del Turia.



La tromba de agua de ayer, recorrió la franja costera de la Safor a media mañana descargando con notable fuerza el agua en zonas como Xeraco, Bellreguard, Daimús, Guardamar de la Safor y Oliva.




En las carreteras a las playas hubo pequeños cortes a consecuencia de la acumulación de agua así como en algunos caminos rurales.


Sobre el mediodía ya el sol motivó una subida de temperaturas y disipó las nubes negras que habían arreciado desde primeras horas de la mañana. La jornada de ayer acabó sin mayores consecuencias, más allá de alguna terraza y toldo levantado por el viento que causó algún que otro destrozo en la zona de Mar-2. Para hoy, se recuperan las temperaturas veraniegas que perdurarán hasta del fin de semana.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR