Oliva saca 24 contenedores de una casa con personas con sindrome de Diógenes

Oliva saca 24 contenedores de una casa con personas con sindrome de Diógenes

Por
4896

Un total de dos personas pertenecientes a una misma familia de Oliva han sido desalojadas y trasladadas  a una pensión mientras duran los trabajos de limpieza y desinfección de la vivienda. LA concejala Balaguer pide colaboración vecinal cuando detecten problemas para que pueda actuar Servicios Sociales y ayudar a las personas.

El área de Bienestar Social del Ayuntamiento de Oliva ha dado una respuesta contundente ante la gravedad del hecho, un problema de salubridad grave, sobre todo para los miembros de la familia que vivían en la casa y para los vecinos.

La concejala Yolanda Balaguer ha coordinado las actuaciones que se han hecho en la vivienda y ha señalado que ''desgraciadamente estos casos no son aislados''. Balaguer ha explicado a Cope Gandia que, muchas veces, hay personas que poco a poco se quedan solas y se encierran en su mundo, y con ello se va derivando desde la propia soledad al abandono físico pasando por la vivienda y ''es ahí donde los vecinos, nada más detecten este tipo de casos lo pongan en conocimiento del área o de los Servicios Sociales para ayudarles''.

En los trabajos han participado un técnico municipal y personal del Consorcio de Bomberos de València quienes han certificado que la vivienda era segura para poder entrar a trabajar. Durante días pasados, la brigada municipal, equipadas para proteger su integridad física y su salud, han vaciado 16 contenedores de 2 m3 de acumulación de desechos y 8 contenedores de acumulación de orgánico de 1 m3.

Los trabajos han contado con la colaboración de la Policía Local, que ha estado manteniendo los controles de seguridad del tráfico. Los trabajos han continuado, con una empresa  especializada en limpieza integral y este pasado lunes la empresa  contratada por el ayuntamiento en el control de plagas accedió a la vivienda para hacer el tratamiento adecuado de desinfección.

Según Yolanda Balaguer, las dos personas con el Síndrome de Diógenes ''tienen que llevar un seguimiento y control dentro de un programa que se ejecuta desde el área de Bienestar Social. Estas personas necesitan un seguimiento para asegurar que sus condiciones de vida sean saludables y no se vuelva a caer en la misma situación''.

Por otro lado, la edila ha querido hacer un llamamiento a todas las personas, a la ciudadanía de Oliva, para que colaboren en identificar las posibles situaciones similares que se puedan dar y así ponerlo en conocimiento del área de Bienestar Social.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR