Un perro peligroso se escapa y muerde a tres menores y una mujer en Gandia

Un perro peligroso se escapa y muerde a tres menores y una mujer en Gandia

Por
5015

Al abrir la cochera el Perro Potencialmente Peligroso (PPP) salió de estampida hacia el parque y se dirigió a tres menores, dos niñas de 3 años y otra de 8 así como a la abuela. Todo apunta a que el perro entendió que iba a jugar porque mordió y soltó rápidamente a las cuatro personas. La Policía Local investiga lo sucedido ayer tarde en un parque de Gandia.

Todo apunta a un despiste y, afortunadamente, a que el perro quería jugar. Sucedió ayer en las proximidades de un parque de Gandia cuando el dueño del perro, catalogado como potencialmente peligroso (PPP), llegó a su casa y al abrir la cochera el perro salió de estampida hacia el parque.

En ese instante había tres menores, concretamente dos niñas de tres años y una de ocho jugando en el parque además de una mujer. A pesar de todos los intentos del dueño del perro por darle alcance al haberse escapado e incluso alertar de que iba hacia el parque, no les dio tiempo a reaccionar a las personas que en ese instante se encontraban allí.

El animal, aunque catalogado como Perro Potencialmente Peligroso (PPP) se fue directamente al parque y mordió levemente a los tres menores y al adulto y según fuentes consultadas, todo apunta a que lo hizo en forma de juego dado que quienes lo presenciaron y atendieron a las personas, significaron que hizo mordeduras rápidas y leves, como si estuviera cogiendo una pelota, por lo que se deduce que el perro lo hizo instintivamente, como si estuviera jugando. De hecho mordió y rápidamente soltó repitiendo la misma acción en todas las personas, tanto las niñas como el adulto.

Hasta el lugar acudieron varias patrullas de la Policía Local y atendieron a las personas heridas que fueron trasladadas al hospital Francesc de Borja de Gandia como medida preventiva y activando el protocolo en estos casos, necesitando solo una de ellas niñas un punto de sutura.

El dueño del perro explicó a los agentes lo ocurrido, presentó la documentación en regla del animal y, todo apunta a que al escaparse y salir corriendo el perro, éste entendió que iba al parque a jugar. Y por lo que se desprende de las mordeduras, el can mordió y soltó por lo que todo apunta a que, efectivamente, no quiso hacer daño sino más bien interpretó que jugaba.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR