Arrancan las obras del carril bici segregado en el Grau y playa de Gandia

Arrancan las obras del carril bici segregado en el Grau y playa de Gandia

Por
4678

Desde ayer solo hay carril de entrada al Grau y playa de Gandia por la avenida de la Pau. En esta primera fase se acomete desde la rotonda de la plaza de la Mediterrània (la del Ancla) hasta la de 'Arbre. Luego continuará hasta la rotonda del Real Club Náutico de Gandia.

Foto: M. P./Cope Gandia


La obras del nuevo carril bici segregado desde el Grau hasta la playa de Gandia comenzaron ayer por la tarde lo que conlleva que la entrada al poblado marítimo y la playa es ya de una sola dirección. Las obras, presupuestadas en 180.000 euros y que se pagan al 50% entre el ayuntamiento de Gandia y los fondos Feder, en esta primera fase van desde la plaza de la Mediterrània, desde la rotonda del Ancla en el Grau de Gandia hasta la rotonda de l'Arbre para, posteriormente, seguir por toda la avenida de la Pau hasta la rotonda del Real Club Náutico de Gandia.

Con esta obra iniciada ayer, el tráfico circulará por el carril izquierdo mientras que el derecho se destina a carril bici segregado, como en la avenida del Grau. Estos cambios obligan desde ayer a redirigir el tráfico que sale de la playa por la avenida de la Pau que ya no cruza el Grau y el Pont de Fusta sino que sale hacia la zona de las calles Joan XXIII y Rei. Una vez esté acabada la segunda fase que llega hasta el Real Club Náutico de Gandia, al quedar la avenida de la Pau de un solo carril de acceso a la primera línea de la playa de Gandia, se estudia que el tráfico de salida de esta zona se realice por la calle Alcoi.

Cabe recordar tal y como publicó Cope Gandia que estas obras fueron aprobadas por la Junta de distrito del Grau a finales de 2018 con el voto favorable de nueve representantes, uno en contra y una abstención. Con ello se pretende que las bicicletas y el carril bici no invadan las aceras y afecten a los peatones, especialmente en la zona más estrecha delante de la iglesia del Obispo San Nicolás de Bari. Aquí en este tramo estrecho se producen problemas entre los usuarios del carril bici y las aglomeraciones de gente, sobre todo en verano que acuden al templo o a pesar por la zona portuaria.

También es significativo que la parada de La Marina Gandiense sea un peligro pues al descender los usuarios del transporte público lo hacen sobre un carril bici, en la parada de l'Arbre como popularmente la conocen los graueros. Ello también provoca inseguridad y peligro y cuando las bicicletas se desvían ante la llegada de pasajeros lo tienen que hacer por la acera llena de peatones.

Así las cosas, habrá que ir acostumbrándose a que el acceso al Grau y playa de Gandia desde ayer es de solo un carril.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR