Una descarga eléctrica en Comisaría para detener a un hombre en Gandia

Una descarga eléctrica en Comisaría para detener a un hombre en Gandia

Por
6820

La noche comenzó con la caída en el campo del Portu y acabó con la necesidad de aplicarle una descarga eléctrica dentro de la Comisaría de la Policía Nacional para poder ponerle las esposas.

La Policía Local de Gandia ha detenido a un ciudadano ruso de 44 años de edad, sin domicilio conocido, tras protagonizar una noche de martes un tanto movida. Todo ocurrió cuando una llamada a la Policía Local de Gandia alertaba de la existencia de un hombre con síntomas de embriaguez que se había caído por la grada del campo de fútbol de la Unión Deportiva Portuarios, es decir, el Nou Fort Llopis del Grau de Gandia, ubicado en la avenida del Port.

Al llegar los agentes vieron a un hombre sentado en una silla con síntomas de embriaguez y le preguntaron si deseaba asistencia sanitaria indicando el hombre que no le hacía falta. Les explica a los policías que no tiene domicilio y que duerme todas las noches en la calle. Por todo ello, los agentes de ofrecen ser trasladado al Centro de Atención Integral (CAI) San Francisco de Borja, dependiente de Cáritas Gandia, que hay en la avenida del Grau.


El hombre acepta el traslado y al llegar con la patrulla de Policía, desde el centro de indica que no se podía quedar allí hospedado en el CAI por no haber vacantes y por presentar síntomas muy evidentes de embriaguez. A pesar de ello, responsables del Centro le entregan una manta y dos bocadillos, recogiéndose éste y quedándose por las inmediaciones del centro, por lo que la Policía dio por finalizado el servicio.

Media hora más tarde se registraba otra llamada en el Retén de la Policía Local donde se informaba de la existencia de u hombre caminando por la carretera del Grau de Gandia, que podría ir ebrio y ocasionar algún accidente con los usuarios de esta carretera. Cuando llega la patrulla comprueban que se trata del mismo hombre que, poco antes, había sido trasladado al CAI.

Le piden los policías que salga de la carretera y se negó en varias ocasiones hasta que, tras insistir los agentes, el hombre accede y se aparta yendo hacia la acera. Los policías suben al coche y el hombre vuelve de nuevo a caminar por la carretera, momento en el que un policía local le reitera que salga de la carretera porque corre peligro su vida y podría provocar un accidente. El hombre agarra a uno de los dos agentes de la mano y se la retuerce dándose a la fuga en dirección a la playa de Gandia.

En esa huida y para no ser alcanzado por los policías, el fugitivo cruza la carretera en zig zag tratando de evitar ser capturado por lo que llega a caerse de una altura aproximada de un metro en una zona de la acera aneja al carril bici.

Al final es interceptado en la calle Alqueria de Les Torres donde tras ofrecer una gran resistencia es detenido momento en el que aprovecha para amenazar de muerte al policía actuante.

Ya en la Comisaría de la Policía Nacional y, para comodidad del detenido, se decide quitarle las esposas por detrás y ponérselas por delante. Una vez engrilletado de nuevo se puso violento y agresivo llegando a autolesionarse, teniendo que de nuevo ser esposado por detrás.

Aún así seguía violento y pretendiendo hacerse daño resultando imposible a los agentes contenerlo, por lo que uno de ellos se vio obligado a aplicarle una descarga eléctrica de contacto, que no de disparo, en una pierna con un inmovilizador eléctrico de dotación oficial, logrando así la contención del detenido pudiendo proceder a esposarlo de nuevo.

Ante lo ocurrido se pide presencia médica en la Comisaría de la Policía Nacional para asistir al detenido y acude una dotación del SAMU que asiste al detenido señalando que se encuentra en buen estado. El médico le ofrece una pastilla de Diazepan pero el detenido deniega, de muy malos modos, el ofrecimiento.

El policía al que le dobló la mano ha sufrido, según el parte médico, el dedo de la mano izquierda fracturado. El detenido, no quiso firmar la hoja donde se le informa de los derechos que tiene y también se negó a ser fichado. Tras las diligencias, ha pasado a disposición judicial.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR