La arena de la playa de l'Auir de Gandia que desaparecerá luego en Tavernes

La arena de la playa de l'Auir de Gandia que desaparecerá luego en Tavernes

Por
1905

A escasos metros de la zona de dunas protegida en la playa de l'Auir en Gandia, excavadoras y camiones extraen arena para regenerar la Goleta de Tavernes de la Valldigna. Costas extrae 35.00 metros cúbicos de arena en una zona con paisaje protegido y que durante el verano se impide instalar Playa Can, chiringuitos o la escuela de Windsurf. Mira el vídeo.

La Demarcación de Costas sabe dónde está la playa de Gandia. Y lo sabe muy bien a tenor del cumplimiento obligado al que somete el litoral valenciano y, en especial el de Gandia a las normas vigentes en el Reino de España. Y ahora, de nuevo, a las puertas de los temporales de invierno decide ponerse a regenerar la playa de La Goleta, en Tavernes de la Valldigna -que lo necesita y mucho- pero con arena procedente de la playa de l'Auir.




Luego dirán que se trata de arena de la playa Nord, pero como bien reflejan las imágenes, cuando interesa la playa urbana acaba en la avenida del Nord. Cuando el interés es otro se alarga hasta la calle Ribera Baixa. Y si ya es cuestión de protección, pues se obliga como ha pasado este verano a trasladar la Escuela de Windsurf aunque anteriormente se haya quitado un chiringuito por estar en zona protegida. Sea como fuere, la zona donde se extrae la arena de la playa de Gandia con destino a la Goleta vallera es la que es y la que muestran las imágenes. Otra cosa es, si esos 35.000 metros cúbicos de arena que se están extrayendo de Gandia a Tavernes sirven para algo o se los volverá a engullir el mar en unas semanas.




Se trata pues, de un nuevo parche, el enésimo en décadas que realiza Costas para evitar que desaparezcan estas playas y ayudar a regenerarlas. Cierto es que lo necesitan y que se debe hacer. Sobre todo teniendo en cuenta que esta zona de l'Auir es rica en arena y según los estudios universitarios, la arena allí ''crece'' con asiduidad por tanto se regenera en pocas semanas de nuevo y deja el Auir como estaba.




Ahora bien, otra historia es que esta regeneración en la playa vallera se hiciera cuando se supone que no habrá temporales y la meteorología es, en teoría, más  favorable aunque todos sabemos que no es ciencia exacta pero sí hay mucha más probabilidad de un temporal ahora de noviembre a febrero que a las puertas de la primavera.Lo que sí ha llamado poderosamente la atención es la proximidad de camiones bañera, de retroexcavadoras y de vehículos a pocos metros de un espacio dunar protegido como lo es la playa de l'Auir. Y eso sí que no ha pasado desapercibido como tampoco que se haga a las puertas del invierno y que siempre sea la misma solución de aporte artificial de arena.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR