Martín se marcha de Podemos: debe ser útil y no altavoz de repetir mantras

Martín se marcha de Podemos: debe ser útil y no altavoz de repetir mantras

Por
638

Le acusaron de inoperatividad. Se dieron de baja muchos. Y ahora le ha tocado a él dar el paso. El candidato a la alcaldía de Gandia por Podemos en las últimas dos legislaturas (2015 y 2019) deja la formación morada tocada y hundida pero se marcha ''matando'' al reconocer que ha hecho cosas mal y que el Podemos de Pablo Iglesias no confía en el municipalismo pues recalca que sobra burocracia, debe ser un partido útil y no un altavoz de repetir mantras. Ahí queda.

Ángel Martin ha dimitido como secretario general de Podemos Gandia. Muchos tal vez ni lo conozcan. Otros por el contrario sabrán que ''és bon xic''. Pero con eso no se va a ninguna parte. Tras dos legislaturas, es decir, 8 años al frente de Podemos Gandia se marcha y lo hace con una carta donde expone motivos, dudas, culpas, acusaciones, agradecimientos y ánimos.

Supo Ángel Martín dirigir el zozobrado barco de Podemos en Gandia. Tuvo críticas y dimisiones a su forma de gestionar, pues en octubre de 2015 le plantaban cara algunos militantes (ver noticia) y supo enderezar el rumbo de la nave morada. En enero de 2017, volvía la polémica de nuevo a Podemos Gandia al acusar un sector a Ángel Martín de inoperatividad (ver noticia). Culpable o no de la debacle electoral en cada convocatoria electoral local, Ángel Martín ha estado ahí, con los suyos. Y tal vez ese haya sido su gran error: estar con los suyos y no con los votantes o la ciudadanía. Hablar de Podemos Gandia cada cuatro años y saber de su existencia por notas polémicas o vísperas de elecciones denotan que algo falló durante estos ocho años cuando poca gente reconoce y conoce a Podemos Gandia y a sus dirigentes.

Reproducimos la carta de Angel Martín textualmente:

''...Después de los resultados de las Elecciones Municipales y asumiendo los resultados como muy malos, decidí dar un paso atrás asumiendo que era necesario un cambio en la Ejecutiva de nuestro municipio. La imposibilidad de que, desde los órganos internos de Podemos, nombraran una gestora que se hiciera cargo de la dirección política de nuestra formación y que impulsara un proceso de primarias hizo que mis compañeros me pidieran que pospusiera mi decisión. Hoy, tras las elecciones generales, creo que es el momento de dimitir e iniciar un debate interno que dé lugar a unas primarias.

Creo que durante estos años en los que he sido Secretario General se han hecho grandes cosas por nuestro municipio. Ha habido un gran trabajo en el que hemos impulsado enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado, hemos hecho fuerza pidiendo responsabilidad en los planes de prevención de incendios forestales municipal, enmiendas a la carta de participación (siendo una de las formaciones que más presenta), articulamos una pregunta parlamentaria defendiendo a los trabajadores de seguridad de nuestro hospital y un largo etcétera de actuaciones de las que estamos profundamente orgullosas.


Pero también he hecho cosas mal, porque no he sido capaz de que nuestra formación tuviera el mismo respaldo que obtenemos en las elecciones generales. No he sido capaz de que si visibilice nuestro trabajo, ni de generar la confianza necesaria para que los vecinos de Gandía optaran por nuestro proyecto.


En términos generales, creo que Podemos tiene una asignatura pendiente: la implantación territorial. La desaparición de muchos de los círculos y, sobre todo, tras una debacle en las elecciones municipales en la Comunidad, nos tiene que hacer reflexionar y dar muchísima más fuerza a los órganos de organización y municipalismo para que sean capaces de revertir esta situación, tarea que no será fácil.


Necesitamos una organización que confíe y dé apoyo a los municipios, necesitamos una organización que entienda nuestra estructura comarcal e implemente órganos comarcales absolutamente necesarios en la estructuración territorial, necesitamos más recursos para poder abrir sedes comarcales en todo el territorio. Necesitamos menos burocracia interna y un Podemos que sea útil en cada municipio y no un altavoz para repetir mantras. Las políticas nacionales indudablemente son importantísimas, pero la labor de Podemos en los municipios ha de servir de herramienta útil para los vecinos.


No puedo acabar sin dar las gracias a todas las que habéis participado en este proyecto durante todos estos años y os habéis dejado la piel. Habéis hecho que estos años hayan sido una formación muy importante para mí en lo personal y como no puede ser de otra manera seguiré con vosotras trabajando como siempre.


También quiero agradecer a todas las formaciones políticas de nuestra ciudad el trato humano que siempre me han concedido, porque aún teniendo diferencias políticas importantes nunca me he sentido violentado, sino más bien todo contrario. Al fin y al cabo, somos todas vecinas de la misma ciudad y es agradable saludarnos con una sonrisa.


Para acabar, decir que en Podemos Gandía hay un gran potencial, que seguro continuará realizando un gran trabajo...''

Desde Cope-Onda Naranaj agradecemos a Ángel Martín su trato también para con esta casa y le deseamos suerte en sus nuevos proyectos.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR