Las fuertes rachas de viento en Gandia tiran árboles, toldos y palmeras

Las fuertes rachas de viento en Gandia tiran árboles, toldos y palmeras

Por
5064

Mira el vídeo. La fuerza del viento el sábado dejó un árbol caído, un toldo roto y la caída de trozos de palmera sobre un columpio infantil en un parque de la playa de Gandia. Los vientos de entre 60 y 70 km/h provocaron problemas en la comarca de la Safor.

Ha sido como se preveía, un fin de semana ventoso especialmente el sábado en la comarca de la Safor. Vientos de entre 60 y 70 kilómetros/hora dependiendo de punto de la comarca fue la tónica general durante la madrugada y mañana del sábado que, en algunos puntos superaba estas cifras.

Ello ha provocado desde la rotura de cristaleras y ropa volando hasta caída de ramas y rotura de decenas de paraguas sobre todo con la fina lluvia que el sábado acompañaba a ratos la fuerte ventisca. De hecho la mayor racha y fuerza de viento se midió en la zona del Mondúver, en la vertiente recayente a Xeresa donde alcalzó los 111 km/h según los datos de la Agència Valenciana de Meteorologia.




Así las cosas, tal y como les informábamos el sábado nada más ocurrir, la Policía Local de Gandia era solicitada ante la caída de parte de un árbol en la calle Inmaculada de la capital de la Safor. La suerte quiso que la rama desprendida, de gran peso, cayera hacia la calle y no sobre la acera y que nadie pasara tampoco en vehículo en ese instante. Como muestran las imágenes, la mitad del árbol quedó a escasos centímetros de un vehículo estacionado en la misma calle. Lo más importante fue que no hubo que lamentar daños personales.
En la plaza del Prado de Gandia, también se tuvo que actuar pues el fuerte viento arrancó y resquebrajó uno de los toldos que rodean y adornan la plaza. Efectivos del departamento de Servicios Básicos a la Ciudadanía fueron requeridos para retirar los restos del toldo así como los anclajes que pudieran presentar peligro.



También en un parque de la playa de Gandia el fuerte viento hizo que parte de las palmeras se viniera abajo justo encima de uno de los columpios de la zona, lo que afortunadamente por la escasa presencia de gente en una mañana tan gélida, evitó males mayores, tal y como muestra el vídeo que ilustra esta noticia.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR