El crimen del camionero de El Real de Gandia se queda sin culpable

El crimen del camionero de El Real de Gandia se queda sin culpable

Por
4436

La madre de Francisco Javier Marcos Benavent ha manifestado a Cope Gandia que se siente decepcionada ''al no hacerse justicia con mi hijo'' y lamenta que el fallo judicial del TSJ de Castilla-La Mancha desestime la petición de la familia y llegue incluso a rebajar más las penas a los únicos detenidos por la muerte de su hijo.

Se va a quedar sin culpables. Alguien mató de cinco tiros y siete cuchilladas a este camionero de El Real de Gandia cuando a la salida de Caudete en dirección a Yecla fue abordado por un grupo de hombres que, según reconocieron y posteriormente confesaron, fueron a robarle una gran cantidad de dinero que nunca se halló. Lo de su asesinato nadie sabe nada. Se sabe cómo fue asesinado pero no por quién.

Tras el primer fallo judicial del Tribunal del Jurado, tanto la familia del camionero realero como la propia Fiscalía del Estado pedían la repetición del juicio tras el fallo de la Audiencia de Albacete. Ahora, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha no solo rechaza la repetición del juicio sino que además, rebaja las penas para quienes en su día fueron acusados de asesinato y absueltos de este delito.

Como publicó Cope Gandia (ver noticia) el asesinato de Francisco Javier Marcos Benavent sucedió el 28 de noviembre de 2014 cuando tenía 40 años de edad. Los misterios que rodean esta muerte no cesan para la madre de la víctima que, según ha manifestado a estos Servicios Informativos, todo estaba planeado por personas que conocían perfectamente los planes y viajes de su hijo.

Fue una complicada investigación la que llevó a cabo la Guardia Civil que logró meses después detener a seis personas relacionadas con estos hechos, concretamente a cinco valencianos y un italiano, quienes iban a bordo de los coches que le hicieron la encerrona en la carretera llegando incluso a quemar el vehículo en el que viajaban para eliminar pruebas del asesinato.

Así las cosas, las defensas de los acusados lograron convencer al Tribunal del Jurado que sus patrocinados fueran absueltos del delito de asesinato, logrando la condena de todos ellos con penas que no excedieron de los cinco años de cárcel por delitos de robo, de daños o incluso de encubrimiento.




Ante esta sentencia la propia familia del camionero realero y la misma Fiscalía presentaron recurso ante el TSJ de Castilla-La Mancha porque no quedaron satisfechos con el veredicto del tribunal popular ya que a su entender no se tomaron en cuenta indicios y circunstancias que rodearon el asesinato a tiros y a cuchilladas de Francisco Javier Marcos. Solicitaron que se repitiera el juicio en la Audiencia y comenzar de cero reordenando el proceso judicial.

Unas expectativas, las de la familia y las de la Fiscalía que se han visto truncadas no solo porque no se acepta la repetición del juicio sino que además, para más inri, la nueva sentencia modifica la anterior a la baja para algunos de los acusados, lo que reafirma que este asesinato va camino de quedar impune, es decir, sin culpable. Aunque las partes personadas pueden recurrir en casación ante el Tribunal Supremo, la madre del camionero ha manifestado a Cope Gandia que ya no tiene fuerzas ni dinero para seguir luchando ''para que se haga justicia de verdad y que el asesinato de mi hijo no quede sin culpables''.

En ambas sentencias se da por probado que, los detenidos cuando estaban llevando a cabo el robo al camionero escucharon unos disparos y lo vieron caído en el suelo. Varios de los arrestados inculparon del asesinato a dos de los detenidos que, según recoge el texto judicial, tampoco han sido condenados por ello.


De esta forma, el caso del camionero de El Real de Gandia va camino de quedar impune y sin culpables, pues la probabilidad de reactivar de nuevo la investigación para buscar al culpable y donde los detenidos ya han sido juzgados, es prácticamente casi nula.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR