Miramar aprueba un presupuesto de 3,2 millones sin subir impuestos ni tasas

Miramar aprueba un presupuesto de 3,2 millones sin subir impuestos ni tasas

Por
819

El consistorio milamarino destina más de 650.000 euros a varias actuaciones en infraestructuras y equipamientos, entre ellos la renovación integral de la canalización de la calle Mondúver, en la playa, lo que supone la continuación de las obras realizadas en los últimos años en la Avenida Jaime I y las calles adyacentes Bovetar, Baladre y Taronger.

El Ayuntamiento de Miramar ha aprobado en el último pleno realizado por la corporación milamarina, con los votos favorables del partido socialista, los dos votos en contra de Compromís y la ausencia del PP, el presupuesto municipal para el ejercicio 2020, que asciende a un total de 3.210.000 euros, donde vuelven a destacar los más de 1 millón para inversiones y la base social.

Las cuentas presentadas por el gobierno de Pilar Peiró suponen, según sus propias palabras, ''la continuación del modelo de gestión que nos ha identificado desde hace muchos años. Nuestro presupuesto crece sin aumentar los impuestos ni las tasas municipales, y esto es posible gracias a una gestión eficaz. En definitiva, las cuentas presentadas remarcan el compromiso de nuestro equipo con las políticas sociales, sin renunciar a mantener la calidad de vida de todos nuestros vecinos y vecinas, pilares fundamentales de los presupuestos de 2020''.

Un ejercicio más, las cuentas reflejan la importancia de las inversiones. Así, el consistorio milamarino destinará en 2020 más de 650.000 euros para realizar varias actuaciones en infraestructuras y equipamiento. ''Este año realizaremos diferentes obras de coste moderado pero necesarias para avanzar en la mejora del bienestar social'' ha destacado la alcaldesa Peiró añadiendo además que ''una de las primeras actuaciones que realizaremos es la renovación integral de la canalización de la calle Mondúver, en la playa de Miramar. Esta reurbanización supone la continuación de las obras realizadas en los últimos años en la playa como en la Avenida Jaime I y las calles adyacentes Bovetar, Baladre y Taronger''.

En cuanto al gasto en las partidas sociales, el Ayuntamiento de Miramar continúa apostando por las becas para la educación, las ayudas a la vacunación, el cheque bebé y la gratuidad de la Escoleta Municipal. Más de 80.000 euros destinados a las ayudas municipales para los alumnos de Infantil, Bachillerato, FP, estudiantes universitarios y de la Escuela Oficial de Idiomas, además de la retribución del coste de las vacunas contra el rotavirus, el virus del papiloma humano y la meningitis B, ''las cuales suponen un coste de 1.300 euros por niño o niña, que recae directamente sobre el bolsillo de los padres y madres'', remarca la alcaldesa milamarina.

Las otras áreas de gestión más significativas del marco presupuestario son la partida especial para la contratación de parados, Educación, Cultura, Fiestas Populares, para el fomento del deporte y el mantenimiento de las instalaciones públicas deportivas, así como la creación del Plan de Igualdad y la adhesión al Plan de Salud de la Comunitat Valenciana.

Publicidad i

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR