Cien años de publicidad de La Botigueta de Bellreguard se recuperan

Cien años de publicidad de La Botigueta de Bellreguard se recuperan

Por
1491

Protegido por la Ley a punto de desaparecer estuvo hace un par de años cuando los obreros instalaron la caja de plástico del contador de la luz. Se da la circunstancia curiosa que el restaurador, Xavi Morant, es nieto del ceramista manisero que creó el cartel en 1925, Josep Maria Verdejo.

Los azulejos de La Botigueta de Bellreguard no se perderán. Primero porque la ley impide su destrucción y en segundo lugar, porque el alcalde bellreguardí, Àlex Ruiz Gadea defensor del patrimonio histórico y cultural valenciano se ha preocupado por ello y porque además ha coincidido con Xavi Morant, ceramista y encargado de esta restauración quien además curiosamente es nieto de Josep Maria Verdejo, de cuyo taller de cerámica de Manises salió el panel hace casi 100 años. Ambos han puesto todo el empeño en preservar este histórico cartel cerámico de los pocos que han logrado sobrevivir a la especulación.

Se trata de una muestra de la importantísima industria azulejera publicitaria del siglo XX, como ha ocurrido con los carteles del Nitrato de Chile, y que tanto auge tuvo hasta los inicios de los años 70 cuando comenzado a desaparecer y destruirse tal y como señalaba Josep Lluís Cebrián Molina nada más conocerse que los propietarios de la vivienda de Bellreguard iban a realizar obras que conllevaba su destrucción.



El cartel en cuestión está datado sobre 1925 por lo tanto es casi centenario y su conservación ha sido muy buena a pesar del tiempo transcurrido hasta que saltó la alarma cuando los titulares de la vivienda, en las obras de remodelación del inmueble, les llevó a perforar y dstruir una parte de los azulejos para instalar la caja de plástico del contador de la luz, destruyendo la marca de la fábrica manisera de Josep Maria Verdejo. Fue en ese instante cuando el alcalde bellreguardí, Àlux Ruiz Gadea ordenó en 2018 la paralización inmediata de las obras.

En el expediente municipal de paralización se incidía que la fachada y por extensión la azulejería publicitaria estaba protegida al haber sido declarada Bien de Relevancia Local pues la Ley de Patrimonio Cultural Valenciano de 1998 modificada en 2007, se incluía además la preservación de paneles cerámicos y religiosos exteriores anteriores a 1940.




Este domingo, el alcalde Àlex Ruiz Gadea recordaba que le motivaban ''las cosas pequeñas y los pasos cortos que te llevan a conocer personas motivadas e ilusionadas para, desde la individualidad, sumar sueños que nos reconcilian con aquello que fuimos para enorgullecernos colectivamente, y que necesariamente no son grandes obras, para mayor honor y gloria. Y ayer fue un día ilusionador porque después de más de un año, preparamos el inicio de la restauración de la fachada de la Botigueta Nova. Uno de los pocos ejemplos de cerámica comercial que quedan en el País Valenciano. Un orgullo haber tomado la decisión de paralizar las obras que lo hubieran hecho desaparecer para siempre; un orgullo y agradecimiento haber empatizado con la actual familia propietaria para el mantenimiento del panel cerámico, ahora, Bien de Relevancia Local''.



Ruiz Gadea ha concluido señalando que, con la salvación y recuperación de este cartel ''nos reencontramos con nuestro pasado para encarar nuestro futuro con orgullo de aquello que nos legaron'' al tiempo que agradece a Xavi Morant y Toni Pastor el tándem perfecto para que no se haya perdido ni el cartel ni la historia de lo que un día fue La Botigueta Nova.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR