Confirmado, los dos maltratadores mataron a la perrita de una gandiense

Confirmado, los dos maltratadores mataron a la perrita de una gandiense

Por
5681

Sus mentiras no han servido de nada. Dispararon a las perritas con ánimo depredador y con manifiesto desprecio a toda norma establecida para el ejercicio de la caza deportiva. Vicente Mallol y Emilio Mengual han sido condenados por maltrato animal continuado tras matar y semienterrar a Lola y dejar malherida a Kika, dos perritas de una gandiense.

Foto de Archivo/Recurso


Sí. Se puede ser cazador y mala persona. La sentencia de la Audiencia deja claro que tanto Vicente Mallol, de 78 años, como Emilio Mengual, de 74 años, ''llevados por un ánimo depredador'' dispararon a dos perritas domésticas. A una la mataron, a Lola de 8 años, y la semienterraron. A su hija Kika, de ocho meses, la dejaron malherida, llena de perdigones y ahora con secuelas que a veces se queda paralítica.


Estos dos depredadores, pese a que han intentado engañar a la Justicia diciendo que ellos no eran y que fueron otros cazadores, ahora la Audiencia ha confirmado la condena de delito continuado de maltrato animal. A tan solo 20 metros de las dos perras y con buena visibilidad no podían haberlas confundido con otro animal.


Dispararon a conciencia. Tirotearon a ambas perras y aunque intentaron hacer creer que estaban cazando conejos lo cierto es que no aportaron ningún ''trofeo'' de caza más allá de la acción criminal y cobarde de disparar a estas dos perritas, propiedad de una mujer de Gandia. Tampoco había otros cazadores por la zona en el momento de disparar a las dos perritas.


Los cazadores condenados, Vicente y Emilio, llegaron con sus coches a la zona del Castellet de Murla (Alicante) para acudir a un coto y practicar la caza deportiva llevando cada uno una escopeta y auxiliándose con perros de caza. Cuando vieron a Lola y Kika ''sin justificación alguna y con manifiesto desprecio a toda norma establecida para el ejercicio de la caza deportiva, dispararon a ambos canes abatiendo a Lola y dejando malherida a Kika''.


Cuando fueron descubiertos por los dueños de los perros y recriminarles la acción, Vicente y Emilio, con una escopeta en las manos, no dijeron nada limitándose a marcharse del lugar con sus coches mientras era trasladada la perrita malherida al veterinario.

La otra perrita abatida por los maltratadores de animales no fue localizada hasta la tarde del 12 de noviembre, seis días después de ocurrir los hechos, cuando fue hallada muerta y semienterrada en las proximidades del lugar.


Como ya les avanzó Cope Gandia en abril de 2018 (ver noticia) esta vecina de Gandia logró que condenaran a quienes habían matado a su perra Lola y dejado malherida a Kika. Recurrieron la sentencia ante la Audiencia y ahora ha sido ratificada la condena de 7 meses  y 15 días de prisión; privación del derecho de sufragio pasivo; y 2 años de inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales.

Además deben afrontar una responsabilidad civil conjunta y solidaria de 171 euros por los gastos veterinarios de Kika; 300 euros por el valor de la perra fallecida Lola; y 1.000 euros en concepto de daños morales derivados de estos hechos, intereses y costas, que incluye las de la acusación particular. Contra esta sentencia, no cabe recurso alguno.



Publicidad i

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR