En naves de Gandia, Xeresa y Miramar se autosuministraban de marihuana

En naves de Gandia, Xeresa y Miramar se autosuministraban de marihuana

Por
1441

El Alcodar, Miramar y Xeresa. Esas eran las naves de algunos de los cabecillas de esta conocida Asociación de Fumadores de Marihuana que, a finales de 2014 fue motivo de polémica en el distrito gandiense de Roís de Corella y que acabó con algunos cabecillas detenidos. Ahora se enfrentan a 5 años de cárcel.

A finales de 2014 es cuando saltó la noticia de la existencia en Gandia de una asociación cannábica con fines terapéuticos y que disponía de un local como entidad, al final del paseo de las Germanies, en pleno distrito de Roís de Corella. Se le conocía como el Club de Fumadores de Marihuana. Posteriormente ya se supo por parte de agentes de la Policía Nacional adscritos a la Comisaría de Gandia de la existencia en una nave alquilada en el polígono Alcodar donde plantaban y cultivaban marihuana que se fumaban.

Deberían haber sido juzgados el 26 de septiembre de 2019 pero ahora, seis años después de aquella primera operación policial, se enfrentan a una pena de hasta cinco años de cárcel por un delito contra la Salud Pública y otro de asociación ilícita. Los responsables ante la Justicia, en este caso son, el presidente de la entidad así como el secretario y el tesorero.

En la que ahora se juzga los agentes hallaron todo un completo sistema de cultivo de plantas de marihuana con 73 ejemplares medianos y unos 150 plantones, por lo que podrían haberse obtenido 1,2 kilos lo que supondría un beneficio ilícito de 5.800 euros, según relata el Ministerio Fiscal en su escrito de acusación hecho público.
Se da la circunstancia que, en febrero de 2016, la Policía Nacional de Gandia detenía a tres personas de nacionalidad polaca, de edades entre los 33 y 41 años, relacionadas con este Club de Fumadores de Marihuana, al serles intervenidas 900 plantas que pesaban 144 kilos, 900 gramos de cogollos, 30 gramos de hachís y 300 euros en efectivo. Todo ello en naves de Miramar y de Xeresa.
Así las cosas, por el tráfico de drogas se le pide a cada uno de los tres directivos dos años y diez mil euros de multa además de tres años por asociación ilícita al presidente y secretario con multa de nueve mil euros. Al tesorero se le reduce a dos años pero se mantiene la multa de los nueve mil euros.









TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR