Cómo un plástico lo convierten en comida en la Escola Pia de Gandia

Cómo un plástico lo convierten en comida en la Escola Pia de Gandia

Por
2527

Alfredo es conserje en el Real Colegio de las Escuelas Pías de Gandia. A mí, cada vez que me ve me pide que le lleve los tapones de plástico que yo reciclo. Y me los pide tras esa bonhomía que representa su mirada tras esas inconfundibles gafas y no menos bigote. Me los pide a mí y a miles de personas. Con ello hoy nos recuerda que sí, que su afán y también de quienes dirigen el área de Acción Social llegan a convertir este derivado del petróleo en comida para los más necesitados. Enhorabuena.

El departamento de Acción Social del Real Colegio de las Escuelas Pías de Gandia lleva unos años desarrollando en el centro educativo la campaña '' Un taponet, un cigronet'' - ''Un taponcito, un garbancito''. Según han explicado desde el centro educativo gandiense a través de esta campaña se pretende que los alumnos de todo el centro reciclen los tapones de las botellas de plástico que utilizan a diario y los lleven al centro. Es más, señala el Titular del Real Colegio de la Escola Pia, Xavier Figueres, ''el colegio se ha convertido en un lugar de referencia para otras personas y entidades que llevan sus tapones recogidos''.




Así las cosas, alumnos de Primero de Bachillerato ayudaron a llenar de tapones recogidos el camión que Construcciones Bañuls facilitó amablemente al colegio y, posteriormente, Alfredo Ibáñez, como conserje del colegio, con la colaboración de Construcciones Bañuls transportaron los kilos de tapones a una planta de reciclaje en Ibi. Finalmente, con el dinero recogido se ha realizado una donación de pasta, arroz y aceite que habían solicitado desde la asociación Buñuelos Sin Fronteras para el comedor social que tienen situado en la calle Algepseria de Gandia.




Desde el departamento de Acción Social del Real Colegio de las Escuelas Pías de Gandia se ha querido agradecer la colaboración de todos los alumnos y familias de las Escuelas Pías, e incluso aquellas que sin serlo han acudido y contribuido a llenar de tapones de plástico cubos, bolsas y botellas que han permitido convertir este derivado del petróleo en aceite, arroz y pasta para los más necesitados. Desde Cope Gandia nuestra más sincera felicitación por tan gran acción social.

Publicidad i

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR