Cuatro meses de cárcel para el gandiense que 'pasaba' del Estado de Alarma

Cuatro meses de cárcel para el gandiense que 'pasaba' del Estado de Alarma

Por
2896

Se lo adelantábamos ayer en Cope Gandia y ahora se ha hecho pública la sentencia. El detenido dijo que no le importaba que la Policía le diera avisos todos los días, que él continuaría saliendo a la calle cuando quisiera. Ocurrió el miércoles en la calle Ferrocarril de Alcoi. El acusado admitió en un juicio rápido que desobedeció a los policías que le conminaban a regresar a su hogar. Presumió ante los agentes de que había sido sancionado ya en cuatro ocasiones por hechos similares y no iba a pagar las multas

La titular del Juzgado de Instrucción 3 de Gandia ha condenado a cuatro meses de prisión por un delito de desobediencia a un hombre que fue detenido el miércoles, 25 de marzo, por saltarse reiteradamente el confinamiento y salir de nuevo a pasear por la ciudad, hechos por los que ya había sido sancionado antes en vía administrativa.

El acusado admitió los hechos en un juicio rápido celebrado ayer por conformidad de las partes. La sentencia, que es firme, establece la suspensión de la ejecución de la pena privativa de libertad durante dos años, condicionada a que el penado no vuelva a delinquir en ese periodo.

El fallo declara probado que el hombre fue interceptado por una patrulla de la Policía Nacional sobre las 17:15 horas del miércoles cuando se encontraba en la calle Ferrocarril de Alcoi, en Gandia, ''sin ningún motivo justificado para ello de conformidad con lo establecido en el Real Decreto 436/2020, de 14 de marzo, por el que se decretó el estado de alarma en todo el territorio nacional''.

Cuando los agentes le preguntaron por qué se hallaba en la vía pública, el acusado, ''guiado por el ánimo de menoscabar el principio de autoridad, respondió chulescamente diciéndoles que no se dirigía a ningún lado en concreto y simplemente estaba paseando por que estaba cansado de estar en casa'', tal y como recoge la sentencia.

Es más, dijo que no le importaba que la Policía le diera avisos todos los días, que él continuaría saliendo a la calle cuando quisiera y se negaría a pagar las sanciones que le impusieran, pues ya le habían multado hasta en cuatro ocasiones por hechos similares con anterioridad.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR