Condenados por romper los retrovisores de varios coches en Gandia

Condenados por romper los retrovisores de varios coches en Gandia

Por
5778

La juez del número 3 los condenó y recurrieron la sentencia. Ahora la Audiencia de València les da un repaso judicial en una sentencia de 11 páginas donde explica a los abogados que la cadena lógica a la hora de valorar las hipótesis iniciales no pueden descomponerse en tantos eslabones como indicios, procediendo después a una glosa crítica de cada uno de ellos sin ponerlo en relación con los restantes.

Los hechos ocurrieron el 17 de agosto de 2018 cuando, sobre las cinco y media de la madrugada los denunciados rompieron varios retrovisores de los vehículos estacionados en la calle Legazpi de la playa de Gandia, marchándose del lugar por la calle Devesa hacia la de L'Om, siendo interceptados por la Policía Local de Gandia que acudió de inmediato tras ser requeridos por una persona que se encontraba en el lugar y que grabó la secuencia de los hechos. Este ciudadano exhibió a los agentes la grabación y efectuó una descripción de los autores, siendo localizados por los policías en las inmediaciones, coincidiendo la misma con la de los denunciados, y portando uno de ellos en el bolsillo derecho del pantalón, un retrovisor de motocicleta. Al ser interpelados por la Policía Local reconocieron a los agentes haber sido los autores de las roturas de los retrovisores.

La Policía Local realizó el atestado correspondiente sobre los vehículos cuyos retrovisores estos dos jóvenes habían destrozado. De la lista, solo dos reclamaron por los hechos. El año pasado, 2019,  se celebró el juicio en el Número 3 de Gandia y el juez dictó sentencia condenatoria para ambos jóvenes por un delito leve de daños continuado a una multa de 60 días a 10 euros, imposición de costas, e indemnización a los que reclamaron de 90,23 euros más intereses a uno de los dueños y al otro 96,90 euros.

Los abogados de los jóvenes vándalos presentaron recurso e intentaron por todos lados que los autores fueran declarados inocentes ante la Audiencia de València. En la sentencia de ahora, documentada y fundada a través de 11 folios, se tira al traste la estrategia de defensa a pesar de haber intentado que solo valiera la prueba del juicio oral donde los dos acusados negaron los hechos. El repaso jurídico que da el tribunal en sus argumentaciones a los abogados de los chavales deja clara la valoración conjunta de la prueba y no las fragmentaciones que pretendían para llegar a una conclusión diferente a la alcanzada en la resolución combatida. Y les recuerda que la cadena lógica a la hora de valorar las hipótesis iniciales no pueden descomponerse en tantos eslabones como indicios, procediendo después a una glosa crítica de cada uno de ellos sin ponerlo en relación con los restantes.

La Sección Segunda de la Audiencia de València ha ratificado ahora la condena del juzgado gandiense y obliga al pago de estas nuevas costas judiciales a ambos condenados. La sentencia es firme y contra ella no cabe recurso alguno.

Publicidad i

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR