Fallece en Gandia a los 105 años, María Soria madre de Josep Ll. Ferrer SJ

Fallece en Gandia a los 105 años, María Soria madre de Josep Ll. Ferrer SJ

Por
4010

El jesuita, que ayer fue entrevistado en Cope Gandia, se encuentra en labores misioneras en África, ha comunicado a sus más allegados el fatal desenlace esta misma madrugada.

Ayer mismo entrevistábamos en Cope Gandia al padre jesuita Josep Lluís Ferrer Soria desde África donde está realizando labores misioneras. Esta madrugada, sobre las cuatro, su madre María Soria Masquefa ha fallecido a los 105 años de edad. El Ayuntamiento de Gandia la homenajeó el pasado enero con motivo de su centenaria onomástica y la concejala Liduvina Gil recordaba que "Maria ha sido una gran madre coraje toda su vida. Ha educado sus hijos para que aprendieran a superar todas las dificultades, como las que se encontró a lo largo de su larga vida... Madre, esposa, abuela y bisabuela decidida e incansable, ha sido un ejemplo de dedicación y amor hacia los suyos, haciendo siempre el bien allá donde se le requería. Una ciudad como Gandia es grande gracias a la labor ejemplar que se desprende de personas como María Soria, quien simboliza la lucha para sacar adelante una familia, para sacar de donde no había y hacer posible la vida de sus hijos; simboliza la entrega al trabajo y en toda una vida". Con esas palabras nos quedamos.

Y es que, quienes han tenido la oportunidad de conocer de cerca al jesuita saben del significado que para él tenía su madre no solo a lo largo de su vida sino desde el día que le comunicó su vocación jesuítica. María siempre ha estado al lado de su hijo como jesuita, preocupada sobre todo por el papel misionero que ejerce desde hace años en un valle cerca del río Logone, entre Camerún y Chad y que a través de Globalmon ha ido dando a conocer en las últimas décadas preocupado por la labor educativa en esta zona. María Soria le apoyaba, le daba fuerzas y rezaba por él, siendo su principal apoyo espiritual en momentos complicados, de ahí que para el jesuita además de la pérdida de una madre pierde una buena consejera y apoyo.

El padre Josep Lluís Ferrer ha agradecido los sentimientos de las personas que durante todo el día de hoy le están transmitiendo el pésame pues ''vuestros sentimientos reconfortan, pues siento una gran pena y una honda tristeza de no poder haber acompañado a mi madre en su día final'' comunicando a sus más allegados de ''mi  madre está en el cielo desde esta madrugada''. Han sido múltiples las muestras de cariño y afecto que ha recibido el jesuita y que está recibiendo, sobre todo de la Hermandad del Santísimo Cristo Yacente en la Crucifixión de la que es Padre Consiliario.

Desde Cope Onda Naranja nos sumamos a las condolencias por tan gran pérdida y mandamos un fuerte abrazo al padre jesuita Josep Lluís Ferrer Soria así como a sus familiares.

Descanse En Paz, María Soria Masquefa.

Foto: Jordi Estevan/Ajuntament de Gandia


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR