Un año y 9 meses de cárcel por lesionar a una camarera en un bar de Gandia

Un año y 9 meses de cárcel por lesionar a una camarera en un bar de Gandia

Por
1922

La Audiencia de València ha condenado a un cliente de un bar de la calle Ermita del Grau de Gandia, por agredir a la camarera y gerente del local y marcharse. Cuando se fue dejó olvidada su cartera en el establecimiento. Ha reconocido los hechos y deberá indeminzarla con 7.880 euros.

Los hechos ocurrieron sobre las nueve y media de la noche del 21 de octubre de 2018, cuando el ahora condenado inició una discusión con la camarera y gerente del bar, una mujer de 51 años de edad. En dicha discusión, el cliente con ánimo de menoscabar la integridad física, le propinó a la mujer un cabezazo en la nariz, abandonando posteriormente el local, pero olvidando su cartera con toda la documentación.
 
Como consecuencia de este hecho,  la camarera sufrió lesiones consistentes en herida inciso contusa de 0,5 centímetros en la raíz nasal, contusión en raíz nasal y fractura desplazada y abierta de huesos propios, que han requerido de una asistencia facultativa y de tratamiento posterior y diferenciado de reposo, farmacológico, ortopédico y quirúrgico, requiriendo de un perído aproximado de curación de 26 días de perjuicio personal básico por lesión temporal y de 14 días de perjuicio personal particular por pérdida temporal de calidad de vida moderado, dejándole como secuelas permanentes una alteración de la respiración nasal por deformidad ósea o cartilaginosa (un punto) y un perjuicio estético moderado (siete puntos) por cicatriz facial en dorso nasal (0,7 mm), plana e hiperpigmentada, con bultoma a la palpación.

El Juzgado de Instrucción Número 3 de Gandia incohó un procedimiento abreviado y ahora la Audiencia de València, tras celebrar el juicio, en donde se alcanzó un acuerdo de conformidad por los hechos ocurridos, ha condenado al cliente como autor de un delito de lesiones, a la pena de un año y nueve meses de prisión; prohibición de aproximarse a menos de 300 metros de la agredida, de su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro frecuentado por la misma o dondequiera que se encuentre, y de comunicarse por cualquier medio durante un año.

También deberá pagar las costas judiciales e indemnizar a la camarera del bar y gerente con 7.880 euros por las lesiones causadas más los intereses legales que se devenguen.

La sentencia es firme.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR