Fallece en Gandia Pedro Ramos Sendín, padre y abuelo de Fallera M. Infantil

Fallece en Gandia Pedro Ramos Sendín, padre y abuelo de Fallera M. Infantil

Por
23017

Obituario

Hay personas que parece que nunca van a dejar de existir. Ese era Pedro Ramos Sendín, una persona dotada de un excelente humor y don de gentes; comerciante y vendedor hasta la médula y apasionado de la fiesta fallera en todo su esplendor. No en balde era padre de la Fallera Mayor Infantil de Gandia de 1985, Cristina Ramos Reig, y abuelo de la Fallera Mayor Infantil de 2017, Marta Ribera Ramos. Pocas familias en las Fallas de Gandia podrían haber saboreado lo que significa para ellos y, por extensión, para sus familias ser la representante de las fallas infantiles en la Capital de la Safor, aunque en ello trascurran varias décadas.


Pedro Ramos Sendín era fallero del Mercat, de los de la ''plaça'', de quienes formaron e hicieron grande a la comisión fallera más céntrica de la ciudad, de aquella del ''Cabdill'' a la actual del Mercat. Ostentó numerosos cargos y se granjeó el cariño no solo de los falleros de su comisión sino de otras de la ciudad e incluso de miembros de la Junta Local Fallera. Vivió como nadie los avatares de su comisión, y como profesional de lo seguro fue todo un visionario y gran vendedor. Conoció las fallas de Gandia de la época en blanco y negro, de la época dorada y sufrió también como nadie, los deambulares de los casales falleros hasta ver hecha realidad aquello de ''baixar a la falla''. 


Echaré de menos su humor sarcástico y la gran posibilidad que tenía de sobreponerse a cualquier imprevisto o problema. Para él, todo era más llevadero con el humor. Siempre una sonrisa, una palabra de aliento o un comentario sobre cualquier situación por inesperada que pudiera parecerte. 


Me vienen a la mente innumerables conversaciones y carcajadas del casal de cañizo al de la calle Ausias March esquina con el Palacio Ducal; de aquellas maravillosas 12 horas ininterrumpidas de truc que en pleno octubre acaparaban su atención en los porches del Ayuntamiento de Gandia; de las actuaciones en los entonces finales de fiesta de las presentaciones; en sus disfraces; en sus extraordinarias apariciones en las cabalgatas falleras;  en su venta de rifas y loterías; en su presencia y saber estar; me quedo también con ''les torraes'' y su amor por el chalé de Marxuquera. Obtuvo el Gesmil de Oro de las Fallas de Gandia en 2001, por toda una vida dedicada a las mismas. Era de los falleros histórico y auténticos del Mercat. Y así lo inculcó también a todos sus hijos quienes han sido falleros activos y orgullosos del Mercat.


Pero sin duda alguna me quedo con lo humano, con su pasión por la fiesta y por su familia; era todo un placer hablar con él de todo y sobre todo ver lo orgulloso que estaba cuando, en el Año del Centenario de las Fallas su hija Cristina fue la elegida, y jamás pensé que le llenara tanto de orgullo cuando en 2017 su nieta alcanzó lo más alto de la fiesta. Ese año, pude compartir con él ilusiones, anécdotas, y pasión por las Fallas.


Hoy Gandia pierde a un gran e histórico fallero. Hoy las Fallas de Gandia dicen adiós a Pedro, y una familia -igual de fallera que él- que pierde a un ser querido e irremplazable. Esta mañana, su corazón, ese que tan grande tenía y que tanto había compartido, se le ha parado. A nosotros, un trocito nos ha dado un vuelco,porque personas como Pedro Ramos Sendín dejan huella y son muy,pero que muy difíciles de olvidar. Yo, así lo haré y así lo recordaré. Ahora, podrá hacer reir y ponerle al día a otro grande del Mercat.


Desde Cope Gandia nos sumamos a tan dolorosa pérdida y acompañamos en el sentimiento a familiares, amigos y falleros.


Descanse En Paz, Pedro Ramos Sendín

Publicidad i

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR