Adiós a la antigua oficina de Turismo y Cruz Roja de la playa de Gandia

Adiós a la antigua oficina de Turismo y Cruz Roja de la playa de Gandia

Por
2233

Aquí puedes ver el vídeo.  Fue un edificio tan polémico como utilizado. Declarado no habitable durante muchos años ello no evitó que fuera utilizado como oficina de Información y Turismo en la planta primera y en la baja, como sede de Cruz Roja Gandia y, más tarde como retén de la Policía Local.

Hay que remontarse a los años donde las obras de la fachada marítima de la playa de Gandia obligaron a derruir aquella sede que estaba al inicio del paseo y que era compartida entre Policía Nacional (una especie de mini Comisaría de Playa) y Base de la Cruz Roja Española. Al lado, la oficina de turismo de toda la vida y un cuarto para los entonces Auxiliares de Playa, los apodados ''pitufos'' que, pantalón blanco y corto y camisa azul, patrullaban la arena como Auxiliares de la Policía Local.

Con la nueva fachada marítima y la desaparición de la Base de Ambulancias de la playa, los efectivos de la Cruz Roja fueron trasladado a un edificio entre apartamentos donde también se trasladaron las dependencias de Turismo. Allí hacía las veces de base de ambulancias en la parte trasera así como sede de guardias, preparativos de playas, almacén de motos acuáticas, e incluso de posta sanitaria con enfermería y médico.

 Más tarde se unió la Policía Local instalando allí una especie de retén playa compartido con Cruz Roja hasta que se logró tras la desaparición de Nelson Port primero y Tano Port después se logró ubicar allí la sede actual de la Policía Local y Nacional.

Más tarde, ya en ruina, el edificio, fue motivo de polémica habida cuenta que salió a pública subasta y al final el Gobierno de Gandia logró que el inmueble fuera declarado como patrimonio municipal y no pudiera enajenarse.



Ahora, el regidor de Seguridad Ciudadana, Nacho Arnau, ha informado que ayer comenzaron las obras de la antigua Tourist Info situada en primera línea de la playa de Gandia. Una actuación programada para después del verano pero que se ha adelantado debido a las necesidades provocadas por la crisis sanitaria.
Arnau ha explicado que los trabajos tendrán un proceso de ejecución rápido y que en breve los agentes que patrullan la playa contarán con un nuevo espacio a su disposición. ''Ante la necesidad de aumentar los efectivos de la playa y para aumentar la seguridad de las personas que acuden a la misma, hemos decidido proceder al derribo del antiguo edificio que se encontraba en muy mal estado. Tenemos el retén del Passeig del Port, que durante el verano compartimos con agentes de la Policía Nacional, pero ahora necesitamos un espacio para albergar el nuevo dispositivo, ya que duplica el número de agentes destinados en la zona. Esta iniciativa también nos permitirá ser más ágiles y efectivos en nuestras actuaciones''.




Una vez finalizado el derribo, se instalará una construcción modular que permitirá instalar una oficina de atención al ciudadano, además de espacios destinados a los agentes y los vehículos que utilizarán durante esta campaña estival.




TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR