Bebé de Gandia intoxicada por cocaína atendida tras un accidente en Murcia

Bebé de Gandia intoxicada por cocaína atendida tras un accidente en Murcia

Por
4455

Los médicos han descartado que la cocaína encontrada en la bebé de cinco meses procediera de la leche materna. El padre, de 21 años y con varias detenciones en Gandia por hechos delictivos en 2015, también puede ser acusado de agresión sexual dado que la madre tuvo a la bebé cuando era menor de edad. La guarda de la pequeña ha quedado, provisionalmente, en manos de los Servicios Sociales de Murcia.

Los médicos que atienden en un hospital de Murcia a una bebé de Gandia, de cinco meses, que dio positivo en intoxicación por cocaína han descartado que la sustancia estupefaciente hallada en su sangre de la niña procediera de la leche materna, por lo que los facultativos sospechan que la bebé pudo haberla inhalado. Así se desprende de las diligencias instruidas sobre el suceso y que ha motivado el arresto de los padres.

Tanto la madre como el padre, tras sufrir un accidente de tráfico a la altura de la pedanía murciana de Sangonera de la Seca, dieron positivo en el consumo de cocaína en los análisis a los que fueron sometidos tras sufrir el accidente. La familia regresaba a Gandia tras haber estado unos días en Totana y justo en Sangonera de la Seca tuvieron un accidente cuando circulaban por la A-7. En el vehículo viajaban cinco personas, los padres y la bebé, además de un familiar y un amigo de éste cuando, por causas que se investigan, sufrieron un accidente.

Cuando los padres supieron de los positivos tanto de ellos como de la bebé negaron haber consumido droga alguna así como los motivos por los que su hija, de tan solo cinco meses, también mostraba restos de la sustancia estupefaciente en los análisis que se le practicaron en el centro sanitario.

Se da la circunstancia que, el padre de la bebé, R. F., de 21 años de edad posee varias detenciones policiales efectuadas en Gandia en el año 2015 y cuando los agentes le pidieron muestras de ADN se negó a facilitarlas por lo que han pedido al Juez que dicte un auto donde se le obligue a someterse a dichas pruebas, bien de sangre bien un frotis bucal para conseguir su perfil genético y que pueda ser cotejado en las bases de datos de la Policía y Guardia Civil.

Así las cosas, el padre también está encartado en un supuesto delito de abuso sexual dado que cuando tuvieron a la bebé, su madre era menor de edad. Los servicios de Protección del Menor en Murcia han asumido, de forma provisional, la guarda de la bebé de cinco meses.

Publicidad i

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR