El Preventorio reforma los baños durante el confinamiento y las vacaciones

El Preventorio reforma los baños durante el confinamiento y las vacaciones

Por
444

Con un presupuesto de obra que supera los 20.000?, y que espera sufragar con donativos de la ciudadanía.

El Preventorio Infantil Nuestra Señora del Amparo, situado en el Real de Gandia, y perteneciente a la Insigne Colegiata de Gandia, ha aprovechado el tiempo de confinamiento y vacacional de los niños residentes, para reformar los baños, duchas y servicios. ``Hemos aprovechado el tiempo en qué los niños no están para poder realizarla´´,  ha señalado el director del Preventorio Juan Miguel Lloret.

El presupuesto de la obra supera los 20.000?, y se espera poder sufragarlo con donativos de la ciudadanía. Según ha afirmado el director del Preventorio, ``la obra era más que necesaria, había que cambiar el suelo, y adecuar las duchas y baños, para otorgar una mejor calidad de vida a los niños residentes´´. ``Gandia y la comarca siempre han sido muy generosas y cuidadosas con el Preventorio, y seguro que colaboran con nosotros, para que a los niños no les falte de nada´´, ha añadido Lloret.

De hecho, en la obra se están cambiando las tuberías, los suelos, las paredes, se están cambiando también los baños, y sustituyendo bañeras por platos de ducha, así como evitar filtraciones de agua o elementos que puedan resultar peligrosos para los niños.

El Abad de Gandia y presidente de la Fundación del Preventorio Ángel Saneugenio y el director del mismo, Juan Miguel Lloret, visitaron las obras, junto con los encargados y técnicos de la misma. ``La valoración es más que positiva, estamos ante una gran inversión, que quiere seguir adecuando las instalaciones a las necesidades vigentes´´, han afirmado desde la Fundación del Preventorio.

La Fundación del Preventorio Infantil Nuestra Señora del Amparo, recuerda que la organización vive de la caridad ciudadana. Por tanto, invitan, en la medida de las posibilidades, a seguir colaborando en esta ``obra de Gandia y de la comarca de la Safor´´, tal y como afirman desde la Fundación. A la par, recuerdan que los donativos realizados a la misma gozan de beneficios económicos, pudiendo obtener la debida desgravación fiscal.

``Cualquier persona interesada puede ponerse en contacto con la Fundación, o con el Preventorio. Los datos están en la web de la Colegiata de Gandia, incluido el número de cuenta y correo electrónico por si alguien quiere hacer una aportación´´, ha indicado el director Juan Miguel Lloret, quien ha querido aprovechar sus palabras a que se siga colaborando con el Preventorio, sobre todo es sus necesidades más primarias, que son dinero y alimentación.

El Preventorio Infantil Nuestra Señora del Amparo

El Preventorio Infantil de Nuestra Señora del Amparo de Real de Gandia es una residencia para niños de entre tres y trece años. La primera y más antigua de la Diócesis de Valencia.

Actualmente hay cincuenta y cinco niños viviendo allí de lunes a viernes donde asisten también al colegio. El colegio está subvencionado por la Generalitat Valenciana, pero la residencia (Preventorio) no recibe ayudas oficiales. Por eso es sólo la Iglesia Católica la que a través de la caridad de sus fieles y personas de buena voluntad, así como empresas e instituciones, mantiene activa esta obra que tuvo como fundador a D. Joaquín Ballester y otros católicos gandienses que ante el estado en que se encontraban muchas niñas después de la contienda civil de 1936, debido a la tuberculosis, aceptaron la donación de una casita en el término del Real de Gandia, para llevar a cabo la más antigua obra de caridad y solidaridad para con los excluidos y necesitados de toda la antigua huerta de Gandia, hoy denominada La Safor.

Las instalaciones son fantásticas pero sin casi recursos económicos. El Preventorio es el hogar para los niños de la zona de Gandía e incluso algunos enviados por la Generalitat Valenciana, que por diversos motivos no pueden vivir en su casa. La dirección del colegio, en colaboración con la Fundación del Preventorio presidida por el Abad de la Colegiata, coordinan el acceso y funcionamiento del mismo. Tiene capacidad para 70 niños pero la falta de una comunidad religiosa y de recursos económicos hace imposible el poder acoger más residentes.

Es importante nuestra colaboración con esta institución de la Iglesia en Gandía. La última gran obra se realizó gracias al Ayuntamiento del Real de Gandia y la Generalitat Valenciana, ello posibilitó la reforma del Colegio y otras instalaciones como cocina, zonas recreativas, camino, con un presupuesto que rondaba los 200.000?. Gracias a la aportación de empresas, gente anónima, y colectivos, se pueden seguir manteniendo en pie, esta gran obra de todos.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR