Detenidas dos mujeres tras pelearse por el pago del alquiler

Detenidas dos mujeres tras pelearse por el pago del alquiler

Por
855

La Policía Nacional y Policía Local detiene a la propietaria e inquilina de una vivienda por allanamiento y lesiones

La propietaria entró a la fuerza en el domicilio donde se originó una pelea en la que acabó lesionada

Agentes de la Policía Nacional y Policía Local han detenido en Gandía (Valencia) a dos mujeres, de origen español, una como presunta autora de un delito de allanamiento de morada al entrar a la fuerza en la vivienda que tiene alquilada y a la otra como presunta autora de un delito de lesiones, tras la pelea que mantuvieron.

Los hechos han ocurrido sobre las dos del mediodía de ayer en Gandía cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigiesen a una vivienda de la localidad, donde al parecer dos mujeres se estaban peleando y una estaba sangrando.

Inmediatamente los policías se dirigieron al lugar donde localizaron a una mujer sangrando abundantemente por la cabeza, sentada en la silla de una terraza, al lado de su hijo menor, la cual manifestó que acababa de ser agredida por su inquilina, tras una discusión por el pago del alquiler. Los agentes solicitaron asistencia sanitaria para que atendieran a la víctima de las lesiones que presentaba.

Los policías subieron a la vivienda donde localizaron a la inquilina, la cual manifestó que la propietaria del piso se presentó en el domicilio muy alterada dando golpes a la puerta y al abrirle le recriminó la falta de pago del alquiler e intentó entrar en la casa a la fuerza, consiguiéndolo finalmente, momento en el que comenzaron a agredirse.
 
Ante tales hechos, y para la comprobación de los mismos, los agentes una vez en la vivienda, observaron varios muebles y electrodomésticos rotos a causa de la pelea.

Finalmente los agentes detuvieron a ambas mujeres como presuntas autoras, a la propietaria de un delito de allanamiento de morada y a la inquilina de lesiones ya que la arrendataria tuvo que ser trasladada a un centro de salud para practicarle puntos de sutura en la ceja.

Las detenidas, sin antecedentes policiales, han sido puestos en libertad no sin antes ser advertidas de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando para ello fuesen requeridas.

Publicidad i

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR