El acceso sur (N-337) pone fin al ruido de camiones en el Grau de Gandia

El acceso sur (N-337) pone fin al ruido de camiones en el Grau de Gandia

Por
1276

Esta infraestructura ha permitido liberar a los vecinos del casco histórico del Grau de Gandía del tráfico de más de 100 camiones diarios. Se ha producido una disminución media de 5,07 decibelios respecto al anterior acceso. Estas obras que se inauguraron en enero han supuesto una inversión de 2,35 millones de euros

Los vecinos del Grau de Gandia ya han dejado de escuchar los ruidos de las entradas y salidas de los camiones del Puerto.  El nuevo acceso sur (N-337) ha supuesto el final al tráfico pesado que diariamente atravesaba este distrito portuario; lo que ha supuesto una reducción del nivel de ruido para los vecinos de esta zona. En concreto, se ha producido una disminución media de 5,07 decibelios respecto al anterior mapa de ruido donde el acceso al puerto era por la ciudad.


El acceso sur se puso en marcha el pasado mes de enero tras una inversión por parte de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) de 2,35 millones de euros, una infraestructura que ha permitido liberar a los vecinos del casco histórico de este barrio del tráfico de más de 100 camiones diarios. El acceso sur dispone de 2 esclusas de entrada y otras 2 de salida totalmente automatizadas. Asimismo, una de las esclusas ha sido diseñada para el acceso de vehículos de transporte especial de gran longitud. Esta infraestructura ha servido para dinamizar la economía de la zona y ha permitido liberar al barrio del Grau de todo ese tránsito pesado que padecía.


La Autoridad Portuaria de Valencia (APV) está apostando por el puerto de Gandía para dotar a esta instalación de mayor competitividad y que se consolide como motor de la actividad económica de la zona. La APV va a convertir a las instalaciones de Gandía en el primer puerto de Europa en ser autosuficiente energéticamente con la instalación de una central fotovoltaica de 2 MW de potencia que se ubicará en la parte superior del acceso sur.


Apuesta por Gandia
Entre las últimas actuaciones que ha llevado a cabo la APV ha sido la adjudicación de las obras para la mejora de la capacidad portante del muelle Serpis. Esta obra, que supone una inversión de más de 2,1 millones de euros, ha sido adjudicada a Torrescamara tras una licitación pública a la que se presentaron 11 ofertas. La adjudicación de esta obra permitirá reactivar el empleo en el entorno así como mejorar la capacidad del recinto gandiense.

Las obras de refuerzo de esta infraestructura tienen un plazo de ejecución de ocho meses, por lo que se prevé que estén finalizadas durante el primer trimestre de 2021. Esta adjudicación supone una apuesta de futuro por el desarrollo del puerto de la capital de la Safor ya que le permitirá la sustitución de sus actuales grúas por otras de mayor potencia.


Publicidad i

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR