Patrullas ciudadanas en Barx por las noches para evitar robos en granjas

Patrullas ciudadanas en Barx por las noches para evitar robos en granjas

Por
1842

Mira el vídeo. Los granjeros hartos de los robos realizan batidas por las noches y piden colaboración ciudadana ante la detección de vehículos o gente sospechosa por la zona. Una granja de 21.000 crías de pollos ha sido asaltada y se han llevado el cobre de las conducciones de gas dejando que se perdiera además 6.000 kilos de este líquido valorado en cinco o seis mil euros.

Al final de la noticia tienes el vídeo. Los dueños de diversas granjas de Barx, en la Safor, se han hartado. Y lo están con motivo de los robos que se están produciendo en la zona, concretamente en las naves donde se crían y engordan pollos. No roban los pollos sino el cobre por donde discurre el gas natural que llega a las instalaciones. Destrozan las conducciones para extraer el cobre y dejan a la intemperie tanto el gas como las conducciones por donde iban las tuberías de cobre.


En el vídeo se explica que las instalaciones de gas van por el techo, con tuberías que cruzan las largas y grandes naves. Se trata, como bien explica el propietario, de unas instalaciones muy costosas dado que deben de pasar muchos certificados y controles dado que no puede afectar a los animales ni alas personas que allí trabajan.


Además de la pérdida de dinero de las conducciones, el propietario también señala que, al romper y arrancar las tuberías en busca del cobre dejan que el gas se pierda, por lo que el daño y la cuantía de pérdidas es mayor.


Una cuba como la que hay en esta granja que da servicio a 21.000 crías de pollos, tiene las dimensiones de un autobús, y alberga entre cinco y seis mil kilos de gas, lo que a euro el kilo supone unas pérdidas de entre cinco y seis mil euros además de la instalación.


En el vídeo se señala la importancia del sector primario y piden públicamente que se comparta lo que sucede en estas granjas de Barx dado que se está jugando con el sustento de muchas familias, al tiempo que demandan a la administración autonómica y estatal que pongan vigilancia.


Por último, el testimonio relata que, después de todo un día de intenso trabajo,  todas las noches tienen que hacer batidas ciudadanas para que no les roben más. Y concluyen ''los granjeros de Barx necesitamos colaboración ciudadana. Si alguien ha visto o ve algún vehículo sospechoso o gente sospechosa... Avisadnos, cualquier dato es una ayuda para nosotros. Juntos podremos. Gracias....''



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR