Opinión: Seguimos siendo iguales

Opinión: Seguimos siendo iguales

Por
468

David Roldán, colaborador de COPE Onda Naranja

Si habéis ido a la playa este año seguramente os habréis encontrado con alguna de esas personas vestidas con un uniforme horrible y de mala calidad que le decía a la gente que se apartase de la orilla. Pues bien, yo era una de esas personas. No voy a extenderme demasiado hablando sobre la experiencia de trabajar en esto porque me alargaría demasiado y tampoco es en lo que me quiero centrar en esta ocasión, pero me sirve para contextualizar lo que quiero expresar.

  Hay muchísima gente que en cuanto pisa la arena de la playa cree que automáticamente se activa una especie de campo de fuerza que repele los virus y se olvidan de todo. No os podéis imginar la de excusas estúpidas con las que la gente justifica no tener que seguir ciertas normas de seguridad (sobre todo el tema de ponerse mascarillas ha sido bastante peliagudo). Hay personas que incluso se lo traen estudiado de casa y te hablan de un vacío legal cogido por pinzas muy muy finas en alguna norma por el cual van a seguir haciendo lo que les sale de las gónadas. Es alucinante lo mucho que nos esforzamos en hacer las cosas mal.

  Un amigo mío dice que la estupidez de las personas es una condición más del ser humano, que somos así por naturaleza y no se puede hacer nada y después de este verano yo también lo creo. Tras hablar de todo esto entre algunos compañeros nos dimos cuenta de que cuando la gente ve a alguien haciendo algo mal en lugar de pensar ``menudo irresponsable´´ lo que piensan es ``¿si este no sigue las normas por qué lo tengo que hacer yo?´´. Y comienza así una cadena de gilipollismo que es incluso más contagiosa que el virus en la que nadie se preocupa por nada, porque si el vecino no lo hace pues yo tampoco. Y luego todos nos quejaremos porque vaya gestión tan horrorosa y menudo gobierno incompetente y en parte tendremos razón. No se puede esperar que todo esto se solucione apelando a la responsabilidad colectiva porque somos demasiado estúpidos y pretender que así sea es en sí mismo una estupidez.

  A toda esa gente que esperaba que todo esto nos hiciera mejores, que de esta saldríamos más fuertes y que aprenderíamos a valorar mucho más ciertas profesiones, siento deciros que seguimos siendo iguales, seguimos sin solucionar los problemas evidentes de sanidad, seguimos siendo los que se aglomeran en fiestas, botellones y manifestaciones sin sentido mientras los cines y teatros agonizan, seguimos siendo igual de estúpidos que cuando provocamos la crisis del papel higiénico de marzo, seguimos siendo los mismos que le ponen mucho más empeño en librarse de hacer las cosas que en salir de esta todos juntos.


``La idiotez es una enfermedad extraordinaria, no es el enfermo el que sufre por ella, sino los demás´´
Voltaire  

Publicidad i

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR