Miramar reabre el Centro Deportivo El Molí con seguridad y desinfección

Miramar reabre el Centro Deportivo El Molí con seguridad y desinfección

Por
444

El Ayuntamiento de Miramar ha invertido casi 8.000 euros, procedentes de fuentes propios municipales, en la puesta en marcha del protocolo de seguridad.

El consistorio milamarino ha abierto esta semana las instalaciones de ''tierra'' del Centro Deportivo El Molí, después de renovarlas y equiparlas durante el verano aprovechando el cierre por la Covid-19.

Más de 300 personas se han interesado esta última semana a recibir información sobre la reapertura del Centro Deportivo El Molí, tanto de las actividades dirigidas al gimnasio como de las clases en la piscina. Un día después de la apertura alrededor de 100 han renovado la inscripción y se han dado de alta como nuevos usuarios. Salvador Gregori, responsable del centro deportivo ha explicado que están ''muy contentos por la acogida que ha tenido la reapertura de las instalaciones municipales, hemos trabajado para renovar el centro y abrir de forma segura en este tiempo de la covid-19. Además, en octubre empezarán las inscripciones para la zona de agua y ya hemos tenido centenares de personas interesadas en las clases de natación".

Concluye Gregori señalando que quieren que ''los usuarios dentro de la nueva normalidad practiquen el deporte de forma segura en todo momento, tanto en la desinfección de las salas como en la utilización de todos los espacios al aire libre en los que disponemos en Miramar''.  

La piscina cubierta, también reformada, empezará las actividades a principio de octubre, con natación para todas las edades y clases dirigidas de aquagym.




Medidas de seguridad
El Ayuntamiento de Miramar ha elaborado un protocolo de seguridad ante la Covid-19 con la intensificación de la desinfección de las instalaciones por ello, destaca Bgregori, ''hemos posado especial atención en la señalización de todo el centro, direcciones, aforo por salas y las nuevas normas que aseguran la realización de un deporte seguro". Entre las normas está el uso de la mascarilla siempre que no se esté practicando un deporte, el control de temperatura en la entrada del recinto, el control del aforo en todo el Centro Deportivo, la limpieza y desinfección de la maquinaria de todas las salas, así como la extracción y la renovación constante del aire.
El Ayuntamiento de Miramar ha invertido casi 8.000 euros, procedentes de fuentes propios municipales, en la puesta en marcha del protocolo de seguridad en el Centro Deportivo.

En concreto se ha adquirido una cabina de desinfección de ozono y dos nebulizadoras, aparatos destinados exclusivamente a la limpieza y desinfección de las instalaciones y equipaciones deportivas. Además de toda la señalización, termómetros y dispensadores de hidrogel distribuidos en todas las salas de centro.

Publicidad i

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR