Condenan al Ayuntamiento de Simat por inacción ante el ruido de un garaje

Condenan al Ayuntamiento de Simat por inacción ante el ruido de un garaje

Por
1801

No hicieron caso a las denuncias de unos vecinos por el ruido que provenía de la puerta de un garaje de 20 cocheras. Ahora, seis mil euros más los intereses deberá abonar el consistorio simatero, además de las costas, junto con la Comunidad de Propietarios de las cocheras.

La historia arranca en 2013 cuando unos vecinos  pusieron de manifiesto el excesivo ruido que producía la puerta de un garaje y las deficiencias de insonorización de dicho local. Ese año, un técnico municipal emitió un informe donde se requería al titular de las cocheras, una Comunidad de Propietarios de garajes, que cumplieran con la normativa.


El Ayuntamiento de Simat de la Valldigna, pese al informe técnico, no tomó ninguna medida hasta que en 2017, cuatro años después, los afectados volvieron a requerir la actuación del ayuntamiento. Y ni aún así. El escrito de los vecinos afectados por los ruidos y las molestias, no recibieron contestación por parte del consistorio de Simat, por lo que presentaron una reclamación administrativa de protección de derechos fundamentales, adjuntando además un informe acústico que la sala tilda de ''relevante''.

Ante esta situación, a los pocos días, el ayuntamiento de Simat requiere a la Comunidad de Propietarios -cinco años después de la primera reclamación- que adopten las medidas ''que crean necesarias con tal de eliminar la emisión de ruidos por la actividad de garaje''.

Hartos ya de la situación, los vecinos afectados decidieron emprender la vía judicial e interponer un recurso contencioso administrativo por la inactividad de la administración.
El informe técnico acústico aportado por las víctimas es demoledor teniendo en cuenta que refleja los decibelios de día y de noche que tuvieron que soportar durante tantos años tanto en el comedor de la vivienda, como en las habitaciones.

El juzgado nº 6 de València dictó sentencia y los vecinos afectados presentaron recurso de apelación y ahora la sección primera de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia ha estimado la petición de las víctimas, ha revocado la sentencia inicial y dictamina que ''se ha producido una violación de los derechos fundamentales como consecuencia de la inactividad del ayuntamiento'' por lo que el consistorio de Simat de la Valldigma ''debe proceder a tomar las medidas eficaces y adecuadas, suspendiendo la actividad de garaje hasta tanto y cuanto no se produzca la insonorización de la puerta con aislamiento acústico suficiente''.


Por último, condena al Ayuntamiento de Simat al pago de 2.000 euros más intereses a cada uno de los vecinos afectados, e impone las costas del procedimiento a los apelados, es decir, al consistorio simatero y a la Comunidad de Propietarios d ellos garajes.

Publicidad i

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR