Siete años sin saber nada de Cristina tras su desaparición en Gandia

Siete años sin saber nada de Cristina tras su desaparición en Gandia

Por
16560

Cristina García Fernández se sumó en 2013 a otros casos de desaparición en Gandia y la Safor. Desde Miguel Ángel el informático en 1992 hasta el más próximo, el joven Andreu el pasado mes de abril de 2020.  Mira el vídeo de RTVE donde se pedía ayuda.

No es el primer caso que ocurre en Gandia. Unos más cercanos y otros más lejanos. Pero esperemos que sea el último y que se pueda dar con ella. Se trata de Cristina García Fernández, una mujer de 41 años que desapareció cuando tenía 34, aquel 5 de noviembre de 2013. Hoy, siete años después, se sigue sin saber nada de ella.

Muchos o algunos pocos recordarán su historia en la Safor porque la alarma saltó cuando esta mujer, que residía en el distrito de Beniopa en Gandia, no acudió al colegio a por sus hijas de 7 y 10 años. Hoy tienen 17 y 14 años y todo este tiempo se han criado, crecido y vivido con no perder la esperanza; con la ilusión algún día de volver a reencontarse con su madre o, al menos, saber de ella.

Cristina es una mujer de complexión delgada, de un metro setenta y con cabello largo y moreno. Trabajaba en una conocida empresa de Gandia y llevaba una semana de baja, posiblemente a consecuencia de la ansiedad que sufría por dos golpes fuertes en su vida: el fallecimiento de su padre y la separación de su marido.

Durante los primeros meses la gente se movilizó y la Policía Nacional se desvivió por intentar reconstruir las últimas horas de Cristina, pero fue en vano. Ni movimientos bancarios ni registros con tarjeta ni nada que les pueda aportar una pista sobre su paradero.


Un año después, en 2014, y ante la ausencia de pistas el Comisario de la Policía Nacional apuntó la posibilidad de una desaparición voluntaria. Un hecho que ni los efectivos de Homicidios ni de la Policía Científica pudieron avalar, porque ni para certificar eso se pudo contar con alguna prueba irrefutable. Hoy, siete años después, sigue en vigor su búsqueda y no ha sido desactivada.

Se investigó diversas líneas, desde la relacionada con un grupo de proxenetas de nacionalidad rumana hasta el secuestro con una furgoneta negra o el accidente. Pero ni un solo rayo de luz ante tanta tiniebla en este caso.

Varios casos en Gandia
En tiempos de Paco Lobatón y Quién sabe dónde, en el mes de enero de 1992 desaparecía el gandiense Miguel Ángel G. Q., un informático que camino de Madrid se le perdió la vista para siempre. Más cercano es el caso de Andreu Carreres Peiró, el joven gandiense de 28 años a quien la pista se le pierde en Marxuquera donde se halló la cartera y objetos personales. Y otros más, entre ellos una mujer de Gandia que, tras llevar años desaparecida y siendo buscada por sus familiares, fue localizada sana y salva en una localidad de España, negándose ésta a que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad revelaran su residencia a los familiares. Otros casos en la Safor, tuvieron un final mucho más alegre que la desesperación y la incertidumbre de no saber nada.

Mira el vídeo de RTVE donde se pedía ayuda.

Publicidad i

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR