Así no es como solucionan los problemas los niños, por David Roldán

Así no es como solucionan los problemas los niños, por David Roldán

Por
328

Este es el artículo de opinión de nuestro colaborador David Roldán

Cuando somos pequeños los mayores no dejan de repetirnos que las cosas no se arreglan a gritos, ni peleando, ni con rabietas porque así no es como solucionan los problemas los adultos. Ellos se sientan pacíficamente y resuelven sus diferencias hablando y entendiéndose en pos del bien común porque eso es lo que hacen las personas. Bien, ahora que llevo ya unos años formando parte de esa comunidad de adultos del mundo mi pregunta es la siguiente: ¿Dónde puedo comprar el acero para hacerme el revestimiento en la cara y que no se me caiga de la vergüenza que me da cada vez que un niño se da cuenta de que esa es una de las mayores mentiras que jamás les hemos contado?

   Durante los últimos días y semanas estamos viendo imágenes de todas partes del mundo  de grupos de personas que salen a las calles a romperlo todo porque dicen que no están de acuerdo con las medidas que se están tomando, y todos sabemos que los contenedores siempre tienen la culpa de todo. No voy a entrar en si las medidas me parecen más o menos adecuadas porque no es el tema, lo que no me parece adecuado es que esta gente siga saliendo a destrozarlo todo y además tengan los huevazos gordos de decir que lo hacen por la libertad y por el pueblo. Cada contenedor que quemáis, cada ventana que rompéis, cada silla o mesa que lanzáis, cada baldosa que se resquebraja, todas y cada una de esas cosas las va a pagar el pueblo, ese mismo pueblo que decís defender. No sois unos justicieros de la libertad, no estáis luchando por el pueblo, sois el peor reflejo de la sociedad, sois el caos irracional por el que nos da vergüenza levantarnos al día siguiente y ver como ha quedado todo, sois la propia vergüenza del pueblo y del mundo.

   Y algún pobre ingeuo pensará: bueno, ahora nuestros políticos harán algo. ¡JA! Resulta que nuestros políticos están tremendamente ocupados tirándose las culpas unos a otros con argumentos tan sólidos como ?¡los tuyos son los que hacen esto!?, y recibiendo contraargumentos tan sólidos como ?¡mentira, son los tuyos los que hacen esto!?, cuando la realidad es que hay de todos los colores en todos los lugares porque parece ser que lo único en lo que todas las partes son capaces de ponerse de acuerdo es en hacer el caos.

   Es muy curioso el contraste de entrar en una guardería o en un colegio y ver a niños peleándose y tirándose las culpas pero después de un rato de sentarse tranquilamente a hablar son capaces de compartir y jugar juntos. Ojalá todos y todas podamos volver a aprender a hacer eso en lugar de anteponer siempre nuestro orgullo por encima de todo. Así no es como solucionan los problemas los niños.



Hay hombres que solo quieren ver arder el mundo
-El caballero oscuro-

Publicidad i

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR