La piloto gandiense Marta García compartirá paddock con Formula1

La piloto gandiense Marta García compartirá paddock con Formula1

Por
2370

Comenzó a los 9 años con un kart, pasó por F4, a los 19 años ya ha hecho historia en la Fórmula1 femenina en 2019 y tras el año complicado por la pandemia, a los 20 años compartirá de nuevo paddock.

La piloto gandiense Marta García, que ha hecho Historia en la Fórmula1 femenina vuelve a dar un paso firme en su prometedora carrera. Lo anunciaba ayer, su inmensa alegría de ''compartir paddock con Fórmula1, es tan loco como suena'' añadiendo que los entrenamientos de la temporada 2021 los empezarán pronto y aprovechaba para dar las gracias  a todos, entre ellos ''al Equipo W-Series por hacerlo posible''.

Ha sido un año complicado, como para todos, pero no ha perdido ni un ápice de su ilusión y ganas por volver a la competición. Y la piloto lo hace de nuevo en W-Series, lo que es ya todo un reconocimiento a su joven pero intensa carrera deportiva a los mandos de un monoplaza.


Marta García López, nació en Dénia como gran parte de su familia. Su padre, por trabajo, está muy vinculado a Gandia y por eso nada más nacer, a los pocos días, estaba ya en su casa de Gandia. No obstante, Marta pasa largas temporadas en el CAR de Sant Cugat en Barcelona, al estar becada por la Federación Española de Automovilismo y por el Consejo Superior de Deportes.


Con su inseparable 19 es a su juventud -tiene ahora 20 años- la mejor piloto española a los mandos de un monoplaza. Fue su padre quien, casi sin darse cuenta, le inculcó esa pasión por la profesión. Como empresario y emprendedor nato en Gandia y Dénia, supo avanzarse, modernizarse e incluso reinventarse mil veces y eso para Marta siempre ha sido un ejemplo a seguir. Por eso, cuando su padre la llevaba a los karts con tan solo 9 años, un día vieron que había una carrera y decidió competir. Lo lleva en su ADN: es competitiva mil por mil. Y le gustó tanto que ha pasado ya por F4 hasta llegar a la oportunidad de su vida, las W-Series. Una competición donde el año pasado ya demostró lo que valía (ver noticia de 2019).

Marta ya dejó huella en la competición internacional que sirve para impulsar a mujeres piloto a la élite del automovilismo. El año pasado probó en la denominada Fórmula-1 femenina que es como se le conoce a esta competición. Fue la elegida tras rodar su coche por la nieve en Austria o sobre el caliente asfalto de Almería, lo que le valió el reconocimiento internacional.

No sabe si podrá vivir de las carreras y por ello se prepara en la Pompeu Fabra cursando Publicidad y Relaciones Públicas. Un guiño también a otra parte importante, aunque no siempre se vea, del mundo del automovilismo. Marta tiene los pies en la tierra y escala poco a poco pero sin perder la competitividad. A sus 20 años, disfruta de lo que hace y sabe que, en un momento dado, hay que tener planificada una salida, un futuro, o como diría ella un plan b alternativo a lo que más le gusta. (Continua el texto trss la imagen)





De hecho, está radiante y feliz porque dada la situación de la Covid-19 ha visto cómo ha cambiado este mundo de la Fórmula y aún así han confiado en ella en W-Series. En febrero las expectativas eran otras y se vieron truncadas.

Ayer, anunciaba contenta y con ganas los entrenamientos de 2021.

Seguro que nos dará nuevas alegrías en la Formula1 femenina. Suerte y al paddock.

Publicidad i

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR