La Generalitat ayuda a restaurar una imagen de la Colegiata de Gandia

La Generalitat ayuda a restaurar una imagen de la Colegiata de Gandia

Por
271

Es la primera subvención de la Generalitat que recibe la Fundación de la Colegiata en diez años. Durante este tiempo siempre había sido la Diputació de València, la que había concedido alguna subvención, aunque las principales restauraciones se han llevado a cabo mediante donativos de los fieles.
Foto: M. P./Cope Gandia

Hace apenas un mes la Fundación de la Comunitat Valenciana para la restauración de la Insigne Colegiata de Gandia recibía la negativa de la Generalitat Valenciana para subvencionar la restauración de los contrafuertes de la Puerta de Santa María (obra que había sido calificada como urgente tras los últimos peligrosos desprendimientos, y que había causado el cierre de la Puerta apenas abierta después del confinamiento). La resolución publicada en el Boletín Oficial anunciaba que esta negativa era por falta de presupuesto de la propia Generalitat.


Las quejas de la Fundación y de la Colegiata se hicieron públicas a través de un comunicado. En él se mostraba la negativa de la Generalitat Valenciana para acometer dichas obras de urgencia tras los constantes desprendimientos de una obra finalizada hace apenas diez años.


Apenas unos días después, se realizó una reunión, que fue calificada de ''muy fructífera'' entre el Ayuntamiento de Gandia y miembros de la Colegiata, y en la que decidieron realizar un convenio, para obtener beneficios que incentiven la restauración. A la par, tras ese encuentro se recibía la visita de un técnico de la Dirección General de Patrimonio, que venía a supervisar los daños que había notificado la Seu Colegiata, el pasado mes de junio.

Fruto de esas buenas relaciones, parece ser que la Generalitat Valenciana, es la que comienza a interesarse de nuevo por la restauración de la Seu de Gandia. Por ello se ha recibido una subvención de 10.000 euros para restaurar la imagen de san Antonio de Padua. Dicha imagen es una de las más veneradas y antiguas de la Colegiata de Gandia. Además, tiene un carácter social, pues todo lo que se recoge de las ofrendas a través del Pan de los Pobres, va destinado a la Caritas Parroquial de la Colegiata de Gandia; por lo que mantener y cuidar dicha imagen que está deteriorada, es más que necesario. Pues no solo es mantenimiento del patrimonio, sino que ese mantenimiento tiene una garantía social.

La restauración tiene un coste total de 12.769,38 euros. La Fundación recibirá 10.000 euros de subvención, ''pero los 2.216,38 euros del IVA, deberán ser abonados por la Colegiata, mediante donativos de los feligreses'' han indicado desde la Colegiata de Gandia.

La subvención ha sido concedida a la Fundación de la Insigne Colegiata de Gandia, la cual siempre ha estado activa. Pues durante este tiempo había recibido subvenciones de la Diputació de València solicitadas a través de la Insigne Colegiata, para restaurar, por ejemplo, la sacristía o el altar del Cristo del Amparo, pero la Generalitat Valenciana, según señalan desde la Colegiata de Gandia ''parecía mirar a otro lado''.


En el comunicado religioso se señala además que ''con esta subvención, las cosas parecen seguir un buen camino. La Insigne Colegiata de Gandia, agradece los pasos que se están dando, y mira con buenos ojos los pequeños gestos que se están teniendo, que, aunque todavía no den solución a los problemas graves que presenta el edificio, se está caminando en la buena dirección''.


Nuevos desprendimientos en el edificio de la Seu

Por otra parte, desde la Insigne Colegiata de Gandia se ha señalado que ''es público y notorio que la restauración finalizada hace diez años no ha estado bien hecha. Como ha venido informando la Seu Colegiata, apenas al año de terminarse las obras, existe una constante lluvia de polvo y pequeñas piedras, provocada por humedad y filtraciones. Todos los días se recogen pequeñas piedras, y se limpia polvo desprendido. Lo más preocupante es el peligro que supone esto para los fieles''.


Así pues, con las fuertes lluvias de la semana pasada, estos desprendimientos se han incrementado, y otra vez, la plaza Major de la ciudad, muestra vallas protectoras que dificultan el tráfico rodado, y manifiestan la precariedad de las obras.


Fuentes de la Colegiata han indicado públicamente que ''de momento, no se sabe cuándo se iniciará una solución al problema. Los pasos que se van dando son cortos, pero positivos. De hecho, de la visita realizada por el técnico de la Dirección General de Patrimonio de la Generalitat Valenciana, hace apenas unas semanas, como indicio de respuesta a la misiva enviada por la parroquia el pasado mes de junio, no se conoce ninguna respuesta, o ningún paso a seguir. Se espera que en los próximos días se comunique a la Parroquia o a la Fundación alguna solución''.

Por último, desde la Colegiata de Gandia se indica que ''la parroquia valora positivamente el trabajo de la Fundación, de las autoridades locales, y de los patronos implicados, pero, previene de la necesidad urgente en la toma de soluciones que ayuden a mejorar los problemas de una restauración mal ejecutada''.

Publicidad i

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR