Ni el toque de queda evita robos en el centro histórico de Gandia

Ni el toque de queda evita robos en el centro histórico de Gandia

Por
5579

De nuevo una tienda del centro histórico de Gandia ha sido víctima de un robo por el procedimiento de la rotura del escaparate con una tapa de alcantarilla.

No es la primera vez que sucede en pleno centro histórico de Gandia. Los amantes de lo ajeno tienen debilidad por la mercancía fácil, atractiva, y rápida de llevarse aunque con ello roben un artículo que puede ser localizado. Se trata de una nueva tienda de telefonía que esta pasada madrugada ha sido visitada por los cacos para apoderarse de terminales telefónicos y efectos electrónicos.

Ha ocurrido en plena calle Major, la principal arteria económica de la capital de la Safor y, lo más curioso también, en pleno toque de queda, por lo que los ladrones en teoría no podían ir por las calles desde las 12 de la noche a las seis de la madrugada.



Todo apunta a que se sirvieron de una tapa de alcantarilla para fracturar el cristal, pues algunas del centro histórico ya no llevan la típica cadena interior que las mantenía fijas. Se desconoce, a esta hora de la mañana, el botín que se han podido llevar los delincuentes así como el valor de lo sustraído y si ha habido detenciones.

No es la primera tienda de este tipo que sufre un robo similar en los últimos tiempos en pleno centro histórico. El último caso se dio en un supermercado donde fracturaron el cristal pero el blindaje impidió que se fracturara y que pudieran acceder a su interior.


Publicidad i

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR