Las Torres de Martínavarro: Nueva polémica urbanística en la playa de Gandia

Las Torres de Martínavarro: Nueva polémica urbanística en la playa de Gandia

Por
8272

Cinco comunidades de vecinos de la zona norte de la playa de Gandia piden al ayuntamiento que no se sienta intimidado y actúe en beneficio de los vecinos.

Cinco Comunidades de Propietarios de la zona norte de la Playa de Gandia: Los Cármenes, Casitas Jardín, President y Bahamas I y Bahamas II, además del Hotel Tres Anclas, que representan la práctica total de los residentes de esta área, han expuesto hoy, en rueda de prensa, las razones de su oposición al polémico proyecto de construcción de dos torres de apartamentos en los terrenos del chalé de Martinavarro.

Según los representantes de las Comunidades de Propietarios y del complejo hotelero, la construcción de un muro de este tipo en primera línea de costa ''puede suponer un daño medioambiental fundamental para la playa, el mejor patrimonio para los residentes de Gandia y su turismo''. Además, señalan en un comunicado que ''perjudica gravemente a los vecinos de la zona que no solo perderán las vistas sino que además verán gravemente depreciados sus inmuebles. También se han expuesto unas proyecciones realizadas por un estudio de arquitectura que dejan claro el impacto visual de estas dos torres''.

Los vecinos afectados han manifestado su indignación porque las autoridades municipales ''no han escuchado a todas las comunidades de vecinos afectadas. Tampoco han respondido a la personación de algunos vecinos y asociaciones ni han trasladado las novedades del expediente a los que sí han podido personarse. Una actitud que contrasta con la empleada en otras ocasiones. Tal es el caso de la construcción de un hotel de alto standing en Colonia Ducal, para el que sí se contó con el acuerdo de los vecinos o  la reciente aprobación de un plan de reforma interior del casco antiguo de la playa de Gandia (PRI), que contempla que los propietarios del suelo y de las nuevas edificaciones, donen suelo para futuras necesidades del barrio como aparcamientos y zonas verdes, además de paralizar todas las licencias durante un año. Los vecinos afectados se preguntan por qué esta acción no se traslada a toda la playa'' relatan en el comunicado de prensa.

Pincha aquí para escuchar al representante vecinal Nacho Malonda.

Por otra parte, señalan los afectados, ''existen dudas acerca de la legalidad de esta obra, ya que el PATIVEL (Plan de Acción Territorial sobre Infraestructura Verde del Litoral de la Comunitat Valenciana) ya ha prohibido actividades menos lesivas para el medioambiente que la que representan dos torres de apartamentos en primera línea de playa. El proceso, además, ha protagonizado diversas irregularidades como la altura máxima edificable en la parcela y errores en la interpretación del PGOU''.



Por último, han recordado que, tal y como publicó Cope Gandia,  el Ayuntamiento de Gandia y por extensión todos los ciudadanos gadienses tuvieron que abonar medio millón de euros a una persona al haberle otorgado una licencia de obra contraria a derecho y además obligar a derruir el edificio de Chock d'Or ubicado junto a los apartamentos Mi Descanso.

Cope Gandia se ha puesto en contacto con el concejal de Urbanismo y Vicealcalde de Gandia, Josep Alandete y ha manifestado que todavía no hay proyecto definitivo presentado, por eso no se les ha trasladado a los afectados. Además, señala Alandete, existen algunas modificaciones al proyecto que en su día se presentó inicialmente y por ello no se puede dar traslado a los vecinos de algo que, de momento, todavía no existe definitivamente. Además, ha recordado que, hace un par de meses, mantuvo una reunión con uno de los representantes de los afectados de esta zona de la playa Nord de Gandia.

Pincha aquí para escuchar la respuesta de Alandete a la polémica urbanística


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR