Nuevas goteras en la Colegiata ponen en peligro la integridad del edificio

Nuevas goteras en la Colegiata ponen en peligro la integridad del edificio

Por

Se trata de goteras en una de las zonas más sensibles de la cubierta del edificio que necesita de una urgente restauración. Estas goteras se tenían que haber reparado con la subvención que ha sido denegada por la Generalitat

Que la Colegiata de Gandia tiene problemas serios no es ninguna novedad. Hasta hace unas semanas el acceso por la puerta de Santa María estaba cerrado por los desprendimientos de la fachada y en otras ocasiones se ha hablado de la necesidad de actuar de forma urgente en zonas como el campanario, el techo o las cornisas, pero ahora con las lluvias, la situación se ha visto agravada dado que la cubierta ha presentado goteras en algunas de las capillas lo que evidencia la urgente necesidad de actuación.


Pese a que el Patronato Pro Restauración sigue en activo y parece que las relaciones con las instituciones, tanto Ayuntamiento como Diputación, se han reactivado en los últimos meses, lo cierto es que la mala noticia generada a principios de la pandemia con la denegación  de ayudas como la prevista para la reparación de la cubierta de la Seo por parte de la Dirección General de Patrimonio de la Generalitat Valenciana, ha generado desesperanza entre los responsables y feligreses que ven cómo el tiempo inexorablemente va deteriorando cada vez más el emblemático edificio de Gandia sin que se esté actuando de forma efectiva.

Además, algunos de los aspectos que ya se habían modificado, tampoco están en su mejor momento, como la instalación eléctrica que fue objeto de una reparación gracias a una subvención de 60.000 euros realizada hace ya varios años, se ha visto deteriorada e insuficiente, lo que provocó que el pasado fin de semana, el templo estuviera sin luz.




Desde la Fundación se asegura que se sigue trabajando para conseguir la financiación suficiente y el compromiso de sus patronos para seguir con las reparaciones suficientes, pero pese a que se asegura que las relaciones institucionales se han reconducido con éxito, nos consta que a la reunión del pasado 9 de diciembre no acudió ni el President Ximo Puig, que excusó su presencia, ni tampoco se contó con la presencia de los representantes de la Conselleria de Cultura o la Dirección General de Patrimonio, que no contestaron a la convocatoria


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR