El Náutico de Gandia pide la paralización judicial de las obras

El Náutico de Gandia pide la paralización judicial de las obras

Por
1493

La Autoridad Portuaria de València ha requerido al Real Club Náutico de Gandia  para que informe sobre el estado de las obras con advertencia de que su paralización podría ser causa de incoación de expediente de caducidad.

El 27 de mayo de 2020 el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana comunicaba el fallo que estimaba la demanda de la iniciativa privada (Alcara) que competía contra el Club Náutico en la concesión portuaria para la explotación de la dársena de embarcaciones deportivas. Concretamente, el Tribunal condenaba a la APV a retrotraerse y dejar sin efecto el acuerdo del Consejo de Administración que daba por no presentada la solicitud de Alcara a la concesión por un defecto formal, la presentación fuera de plazo del aval preceptivo para optar a la concesión.


La sentencia reconoce que el aval fue presentado fuera de plazo, pero concluye que la Autoridad Portuaria fue demasiado estricta al dejar fuera de concurso a la demandante por este motivo. Todo sin considerar que este defecto de plazo no es subsanable a tenor de los dispuesto por la ley de contratos del sector público, subsidiaria de la Ley de puertos.


Recientemente la APV ha requerido al Club Náutico para que informe sobre el estado de las obras con advertencia de que su paralización podría ser causa de incoación de expediente de caducidad.
 
Por su parte, el Club Náutico en su respuesta pone de manifiesto que continuar con la ejecución de las obras podría ser ilegal mientras no haya una resolución definitiva de la sentencia y solicita que se acuerde su paralización con advertencia de que la incoación de caducidad produciría daño irreparable al Club Náutico al verse obligado a desistir del recurso presentado ante el Tribunal Supremo para mantener el derecho de indemnización si la sentencia deviniera firme y condenara a la APV. 


Rozando la unanimidad, solo tres votos en contra entre los socios presentes, esta primera Asamblea que también es, de algún modo, una primera sesión de control a su gestión desde que fuera nombrado presidente de la entidad, González y su Directiva han conquistado la confianza de los socios y disponen de autorización para emprender todas aquellas acciones necesarias para defender y salvaguardar los intereses del Club Náutico y de sus socios.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR