Obituario: Adiós a Secundino Galera suboficial de la Policía Local de Gandia

Obituario: Adiós a Secundino Galera suboficial de la Policía Local de Gandia

Por
3470

De aquellas persecuciones con las motos Sanglas, las botas de caballería, los cascos y las gafas de aviador hasta llegar al Fiat Regata o la Vanette de Atestados... y es que ¡había cambiado todo tanto!

Su carácter bonachón no estaba reñido con el de la autoridad. Así lo conocí como vecino y como agente policial. Siempre tenía una sonrisa ladeada, acorde con su peculiar balanceo al caminar con la mano en el bolsillo cuando me cruzaba con él. Levantaba el brazo y seguía su camino. A veces, nos parábamos a charlas sobre cómo había cambiado todo. Y yo le preguntaba cómo se había podido adaptar él a tantos cambios a lo largo de su dilatada carrera policial.

En estos tiempos de pandemia ya no lo veía tanto. Eso significa que hacía más de un año que no habíamos intercambiado ''batallitas''. De aquellas persecuciones con las motos Sanglas, las botas de caballería, los cascos y las gafas de aviador hasta llegar al Fiat Regata o la Vanette de Atestados... y es que ¡había cambiado todo tanto!

Solía verlo, ya jubilado, cuando salía de su casa a dar una vuelta o a comprar por Benipeixcar. Secundino supo granjearse la amistad de muchísimas personas a lo largo de sus más de 40 años perteneciendo a la Policía Municipal cuando lidiar con el sistema, la delincuencia y la Gandia de blanco y negro no era tarea fácil.

Aún así, su experiencia, su tesón y su buen hacer le permitieron ir subiendo escalafones dentro del cuerpo, llegando a ser visto como un ''jefe'' cuando alcanzó el entonces grado de Sargento y después el de Suboficial que hoy equivale al de Intendente. Era, uno de los primeros parapetos del cuerpo antes de recibir una queja o una reclamación. Su carácter afable y su sabia experiencia te desarmaban a las primeras de canto. Te hacía recapacitar y preguntarse muchas cosas. Así logró ser una buena persona y un mejor policía.

Daba lo mismo que pronunciaras su extraño nombre, Secundino, que su no menos conocido apellido, Galera. Por ambos respondía y por ambos era conocido. Y por eso cuando ya fue modernizándose el cuerpo de la Policía Municipal con la llegada de la Democracia, en 1978, el propio Secundino tenía claro que ellos eran el primer contacto con el ciudadano y la administración local. Así lo tuvo presente y lo desarrolló a lo largo de su dilatada carrera primero como Policía Municipal y, posteriormente como agente, cabo y más tarde como Suboficial en la Policía Local de Gandia.

Con la marcha de Galera se cierra también una etapa de grandes compañeros de la época como el Cabo Cuenca; el que fuera jefe Vicente Ribes Murillo -que él sustituyó-; el Cabo José Díaz.... y tantos otros -algunos ya fallecidos y otros no- como Borrull, Milvaques, Mahíques, Moncho, Poler, Yeste, Santamaria, Miñana Catalá, Maties, Navarro, Aparisi, López, Cambra, Ferrer, Piera, Miró, Picazo, Miñaneta, Simeón o Garcés.

Supo adaptarse con la nueva estructura a finales de los 80, haciéndose cargo del cuerpo cuando ya no pudo Vicente Ribes y antes de la llegada de un Director a la Policía, David Ciurana Muñoz, para posteriormente ceder el testigo a Enrique Manuel Chova Sáez que asumía la Jefatura del cuerpo. Secundino siempre estuvo a su disposición y a la de la ciudadanía.

Hoy se escribe un nuevo capítulo de aquellas personas que no lo tuvieron nada fácil para afrontar tantos cambios en su vida profesional y personal. Secundino ya había perdido una dura batalla hace ahora once meses, el fallecimiento de su mujer. Hoy se ha marchado con ella. Los dos, seguros estamos, cuidaran y vigilaran a esos cinco hijos que tuvieron, y entre ellos a quien orgullosamente ostenta su mismo nombre tan peculiar aunque muchos lo conozcamos como ''Galereta''.

Desde Cope Gandia nos sumamos a tan dolorosa pérdida y acompañamos en el sentimiento tanto a familiares y amigos como al Cuerpo de la Policía Local de Gandia. Debido a la actual situación sanitaria, será enterrado en la más estricta intimidad familiar.

Descanse en Paz, el Suboficial Galera. Descanse en Paz, Secundino Galera Vera.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR